Quién paga la incapacidad temporal por enfermedad común

baja incapacidad temporal

Para solicitar la baja en el trabajo por enfermedad o incapacidad temporal tendrá que acudir su médico de la Seguridad Social o el médico de la mutua a la que esté adscrito, que serán quiénes paguen los días de baja.

Solicitar la baja médica

Para pedir la baja por enfermedad, el médico debe examinarle y extender el parte de baja si así lo cree necesario.

No pueden hacer partes de baja los médicos privados. Si el trabajador no puede moverse, el médico puede acudir a su domicilio y extender la baja allí.

La baja empieza en el momento en que el médico examine al trabajador y la conceda. No puede fijarse otra fecha, anterior ni posterior, por lo que en cuanto la persona caiga enferma, en vez de quedarse en casa en reposo, si se prevé que pueda ser una enfermedad prolongada, es necesario acudir al médico para no perder los esos días.

Al empezar la baja, el facultativo deberá expedir partes de confirmación de la baja. Si ésta es derivada de contingencias comunes, al cuarto día desde que se inició la incapacidad temporal y cada siete días mientras la situación se mantenga.

Y cuando deriva de contingencias profesionales, al séptimo día desde el inicio y cada siete días mientras se mantenga la situación de incapacidad. Para que las contingencias profesionales se cubran, han de estar a cargo del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Prestación por incapacidad temporal

Si durante la incapacidad temporal se produce la extinción del contrato, la persona seguirá percibiendo la prestación en la cuantía que le corresponda en la prestación por desempleo.

Cuando se termine la situación de incapacidad, seguirá percibiendo el desempleo si cumple los requisitos para ello, descontando el tiempo en que ha estado en la situación de incapacidad desde que se extinguió el contrato.

Es importante tener en cuenta que, mientras dure la baja, solo puede salir de viaje si su médico lo autoriza.

Por otra parte, si la enfermedad se produce en el período de vacaciones, éste no se interrumpe. No es una situación que afecte a sus vacaciones, aunque si se lo permite la empresa, puede cambiar las fechas.

Durante los primeros 365 días, el médico que le atiende puede expedir el alta médica. De la misma forma, se podrá emitir de nuevo la baja por la misma enfermedad en situación de incapacidad temporal, si se produce durante los 180 días siguientes al alta.

Pasados los 365 primeros días, el Instituto Nacional de la seguridad Social será el encargado de emitir una prórroga de la incapacidad durante otros 180 días, tramitar la incapacidad permanente o dar el alta médica.

Si el trabajador no está conforme con el alta médica dada por el Instituto Nacional de la seguridad Social, podrá presentar su disconformidad mediante solicitud en los cuatro días naturales siguientes a la recepción de la resolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *