Negarse a firmar la carta de despido

carta de despido

La comunicación del despido al trabajador se hace por escrito mediante la carta de despido. Tiene tanta importancia esta carta que, si no incluye el contenido mínimo que debe conocer el trabajador, el despido puede calificarse como improcedente.

Contenido de la carta de despido

La comunicación por escrito del despido debe contener, como mínimo, los siguientes datos:

  • Los datos del trabajador y de la empresa. La antigüedad del trabajador y el puesto de trabajo que desempeña.
  • El motivo que justifica el despido, para que el trabajador pueda impugnarlo o tomar medidas judiciales si estima que el motivo no es válido o no está de acuerdo con él.
  • La fecha en que el despido se hace firme y el trabajador no debe volver a la empresa, finalizando la relación laboral.
  • La carta puede entregarse en mano al trabajador o enviarla mediante burofax con acuse de recibo, para que conste tanto el contenido como su recepción.
  • El despido será comunicado al representante de los trabajadores. Pero, si el despedido es un representante o está afiliado a un sindicato como delegado, se abrirá un expediente contradictorio previo al despido y se informará a los delegados del sindicato.
  • Puede haber otras exigencias recogidas por convenio colectivo.

Todos los datos son importantes. A partir de la fecha del despido se abre el plazo para que el trabajador recurra ante el SMAC de su provincia o Comunidad Autónoma dentro del plazo de 20 días y, posteriormente, en vía judicial.

Carta en el despido objetivo y disciplinario:

  • Si se trata de un despido objetivo, basado en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, junto con la carta de despido, la empresa debe entregar la indemnización que le corresponde al trabajador. De hacerlo así, el despido se considerará improcedente.
  • En cuanto al despido disciplinario, si la carta no cumple los requisitos formales previstos para el despido disciplinario, éste se entenderá como no producido, pudiendo el empresario realizar un nuevo despido cumpliendo los requisitos formales en el plazo de 20 días siguientes a la fecha del primer despido.

Eso sí, se pagará el salario al trabajador y seguirá estando dado de alta en la Seguridad Social desde la comunicación del primer despido hasta el que el segundo sea efectivo.

En cualquier caso, debe existir carta de despido, ya que la normativa obliga a que este tipo de actos estén documentados. Lo mismo ocurre con el despido colectivo. No se fíe de un despido verbal, en el que el empresario le diga que no vuelva a su puesto de trabajo. Debe darle un plazo de preaviso.

Negarse a firmar la carta de despido:

Un trabajador puede negarse a firmar la carta de despido, no está obligado, pero lo único que conseguiría es dilatar el proceso, pues el empresario puede llevar testigos que acrediten que la negativa del trabajador.

Lo más conveniente es firmar el despido como “No Conforme” para poder recurrir luego. Aconsejamos indicar también si no se recibe la indemnización ni el finiquito o si el trabajador no está de acuerdo con las cantidades que percibe.

Tampoco tiene sentido que el trabajador se niegue a recibir la carta en su domicilio, ya que se entenderá por entregada a todos los efectos.

Una vez firmada, quédese con una copia de la carta para futuras reclamaciones y asegúrese de que el empresario también la firma o pone el sello de la empresa que la identifique.

Lo más importante es que la fecha de la carta coincida con el día en que la recibe y, si no está de acuerdo con el motivo o con la liquidación, poner “No Conforme” para reclamar posteriormente ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación o ante la jurisdicción social en el plazo de 20 días desde esa fecha.

Puede ver un ejemplo de carta de despido aquí. Si no está de acuerdo con el suyo, o la carta que le han entregado no contiene los datos mínimos, contacte con nosotros.

3 comentarios sobre “Negarse a firmar la carta de despido”

  1. Ayer firmé mi carta de despido. ¿Desde qué momento empieza el plazo para reclamar? ¿Desde el despido o la fecha de la carta?

  2. Empieza desde que el despido se hace efecto. No obstante, cuando recibe la carta puede empezar con los trámites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *