Aspectos legales del comercio electrónico

comercio electronico

Los aspectos legales del comercio electrónico se regulan en la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.

Requisitos del comercio electrónico

Varios sujetos intervienen en el comercio a través de la red y cada uno tiene sus obligaciones, para transacciones y navegaciones más seguras. Así, tenemos a las siguientes:

1. Empresas en el comercio electrónico: tienen que reflejar en los textos legales de su página web la denominación social, NIF, domicilio, teléfono y dirección de correo electrónico.

Además, se deben poner los datos de inscripción en el Registro Mercantil, y, si fuera necesaria autorización administrativa para el ejercicio de la actividad, será necesario poner los datos.

Si se ejerce una actividad regulada, habrá que poner el número de colegiado. Cuando haya un número de teléfono de tarificación adicional, como un 80x, también se pondrán los datos relativos al mismo.

Un dato que afecta a los usuarios del email marketing como forma de darse a conocer es que queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u equivalente siempre que no sean solicitadas o autorizadas de forma expresa por quien las recibe.

De cualquier forma, es necesario que en el email se incluya una dirección de correo electrónico u otro medio equivalente y gratuito, para cancelar el envío de anuncios u oponerse al tratamiento de sus datos con fines publicitarios.

2. Usuarios que utilizan el comercio electrónico: los contratos celebrados entre empresa y usuarios son válidos siempre que cumplan todos los requisitos que exige la ley.

Antes de la contratación definitiva se ha de informar de ciertos datos como los trámites para contratar online o las condiciones generales a las que se sujeta el contrato.

Estas deben estar en un sitio accesible para poder consultar la información en cualquier momento, ya que por ella el usuario se va a obligar al cumplimiento de una serie de términos y va a ser difícil alegar su desconocimiento si la web hace un uso correcto de ellos.

Si se formaliza un contrato online, será necesario enviar al usuario-cliente un acuse de recibo de la compra con la fecha de celebración del contrato e indicarle si el contrato va a estar a su disposición o enviarle una copia.

Todos los datos que impliquen algún tipo de obligación para los usuarios deben estar claros: precios de los productos, si se ofrecen en la web, impuestos como el IVA y formas de envío.

3. Particulares titulares de páginas web de comercio electrónico: al ser particulares, no harán transacciones con ánimo de lucro, no obstante, muchas plataformas, como Google Adsense, ofrecen ingresos por alojar anuncios en la web.

Si una persona percibe este tipo de ingreso tiene la obligación de poner sus datos personales en la página web de su titularidad: nombre, domicilio, teléfono o correo electrónico.

El contenido publicitario debe ser claramente identificable. Si este particular, además, está creando ficheros de datos de carácter personal deberá comunicarlo a la Agencia Española de Protección de Datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *