Cómo hacer un contrato de alquiler - Attardabogados.com

Cómo hacer un contrato de alquiler


como-hacer-un-contrato-de-alquiler

Explicamos cómo hacer un contrato de alquiler y los datos esenciales que debe tener para estar protegido. Saber cómo redactarlo, qué cláusulas debe contener o recurrir a un profesional que le asesore es esencial para resolver de manera rápida los posibles conflictos que puedan surgir en el arrendamiento de inmuebles.

Redactar un contrato de alquiler

En la redacción del contrato de alquiler hay que tener muy presente la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos para saber las obligaciones y los derechos que tenemos como arrendadores y los que tienen nuestros inquilinos.

1. El precio del alquiler es uno de los aspectos más relevantes del contrato. Es aconsejable acudir al valor de mercado y ver cuánto piden por otros inmuebles en la misma situación o con similar superficie.

Una vez pactado el precio éste se actualiza con el IPC, índice de precios al consumo, durante los cinco primeros años.

A partir del tercer año, la actualización se hace libremente pudiendo llegar a un acuerdo el arrendador y el inquilino.

2. Además, el Anteproyecto de Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado de Alquiler de Viviendas, cambia algunos aspectos del arrendamiento que deberemos tener en cuenta.

Por ejemplo, con el Anteproyecto se prevé que el precio podrá pactarse libremente desde el comienzo del contrato.

3. También ha de incluirse en el contrato quién paga los gastos corrientes de luz, agua, teléfono o gas, ya que la ley deja por cuenta del inquilino los suministros que cuenten con contadores individuales pero, el resto de suministros los deja la ley al pacto entre las partes.

4. En el contrato de alquiler podemos incluir vías de resolución de conflictos menos costosas que la vía judicial, por ejemplo, por el impago del alquiler, como el arbitraje o la mediación.

El contrato de alquiler firmado por las partes tiene validez. Si quiere que nuestros abogados redacten el contrato de arrendamiento, puede contratarlo desde aquí.

Además, otorga una mayor seguridad jurídica acudir a un notario para que valide las firmas, que constituyen la aceptación de todas las cláusulas del contrato, o inscribir el contrato en el Registro de la Propiedad.

De cualquier forma, ante el miedo a posibles impagos, roturas o destrozos, es muy aconsejable establecer ciertas garantías adicionales complementarias a la fianza obligatoria que debe depositar el inquilino al entrar en la vivienda, que es el importe de un mes, añadido al del mes corriente.

Se puede pedir al inquilino un aval bancario o un depósito adicional a la fianza. Saber si el inquilino trabaja o no, si en casa entran un sueldo o dos y la situación familiar, ayudan a comprobar la solvencia del inquilino.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

2 Opiniones sobre el artículo

  1. Victoria dice:

    Es muy importante que todo quede bien claro en el contrato. Te ahorras muchos problemas.

  2. Cristina dice:

    No estoy segura, pero creo que no se puede resolver el contrato con los inquilinos antes de 5 años,muy pocas ventajas para los arrendadores.

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad