Hacer una separación de bienes antes del matrimonio

separacion-de-bienes

Cuando dos personas deciden contraer matrimonio, entre ellas no solamente existe una relación de tipo sentimental, sino que al mismo tiempo se crea también una de tipo económico. Antes de saber cómo hacer una separación de bienes, es más importante aún saber de qué se trata y qué implica.

Separación de bienes o capitulaciones matrimoniales

La separación de bienes es un régimen económico matrimonial (junto el régimen de gananciales y el de participación, que es menos conocido) y consiste básicamente en que si en algún momento la pareja se divorcia, cada uno se lleva lo trajo al matrimonio.

– Los bienes que aportó cada cónyuge y que les pertenecía antes de casarse son privativos (al igual que en gananciales).

– En cuanto a los bienes que compren en común, cada cónyuge es dueño de la mitad en el momento del divorcio, puesto que han adquirido el bien con dinero ganancial mientras han estado casados.

– En cambio, si constante matrimonio uno de los cónyuges adquiere un bien con dinero privativo, este será igualmente privativo y solo le pertenecerá a él, salvo que haya puesto la titularidad a nombre de ambos.

– Llamamos dinero privativo, por ejemplo, al adquirido por herencia (al igual que en gananciales), pero también al sueldo que cobren los cónyuges por sus respectivos trabajos.

Esto no quiere decir que los bienes que pertenecientes a los cónyuges no puedan ser adquiridos por herencia o que, si hay una parte débil en la relación, esa parte no pueda cobrar una pensión compensatoria.

Todo dependerá de los términos a los que se llegue en el contrato. No obstante, hay quien piensa que algunos derechos (como la pensión compensatoria) son irrenunciables, y la doctrina está divida al respecto.

Hay otros que opinan que no se puede renunciar a un derecho que todavía no se ha generado o que sí se puede. Habrá que estar al caso concreto para poder decidir.

Cómo hacer separación de bienes:

La separación se realiza mediante capitulaciones matrimoniales. Se trata de un acuerdo al que llegan ambos cónyuges ante Notario y que se inscribe en el Registro Civil, junto a la inscripción del matrimonio.

En él queda claro que los bienes conseguidos antes de celebrarse el matrimonio son de patrimonio personal y que aquellos conseguidos a lo largo del matrimonio se reparten a partes iguales en el momento del divorcio. Pero también puede incluirse otro tipo de especificación.

Se pueden otorgan en cualquier momento (antes o durante el matrimonio), pero hay que tener en cuenta las circunstancias personales y materiales que existen en el momento del otorgamiento.

En general, si no se realiza separación de bienes mediante capitulaciones, el régimen económico aplicable al matrimonio es el de gananciales.

No obstante, algunas comunidades autónomas tienen fijado el tipo de régimen de separación de bienes por el que se rigen los matrimonios en defecto de acuerdo expreso, como ocurre por ejemplo en Cataluña.

Constante el matrimonio, las capitulaciones pueden modificarse. Normalmente no entran en vigor hasta que se produce el divorcio.

Le recordamos que tenemos a su disposición nuestra asesoría jurídica para informarles sobre los trámites a realizar o aclarar las dudas que tenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *