Cómo me afecta la reforma tributaria

como-me-afecta-la-reforma fiscal

Vamos a contar cómo afecta la reforma tributaria a los particulares, según las novedades que entran en vigor en 2015 para el IRPF y que van a afectar a trabajadores, contratos de alquiler, familias, jubilación o autónomos.

Principales novedades de la reforma fiscal

1. Tributa la indemnización por despido a partir de los 180.000 euros, y esta medida entró en vigor el 1 de agosto de 2014. Afectará sobre todo a los despidos improcedentes y a los trabajadores que lleven muchos años en la empresa.

2. La reducción por obtención de rendimientos del trabajo baja de 4080 euros para los que ganan menos de 9180 euros al año (y 2652 euros a partir de los 13560) a 3700 euros poniendo el límite ahora en los 11250 euros.

3. Las plusvalías o ganancias generadas en menos de un año vuelven a tributar en la base del ahorro.

4. La reducción por obtención de rendimientos irregulares baja del 40% al 30% en 2015.

5. Se elimina la exención de los primeros 1500 euros por recibir dividendos o beneficios de sociedades. Ahora se va a tributar desde el primer euro.

6. Aumenta el mínimo del contribuyente (que se resta a los ingresos) y también por los descendientes, ascendientes y por discapacidad.

7. Los planes de pensiones gozan de una reducción por la aportación anual, que en 2014 es de 10000 euros anuales (12500 euros para los contribuyentes con más de 50 años) y que en 2015 será de 8000 euros.

8. Los contribuyentes mayores de 65 años que vendan una vivienda podrán dejar de tributar por la ganancia hasta los 240000 euros si invierten el dinero en una renta vitalicia antes de 6 meses desde la venta.

9. Desaparecen los coeficientes de actualización, con lo que la ganancia a priori será mayor para los contribuyentes. Se mantienen los coeficientes de abatimiento para viviendas compradas antes de 1994.

10. Desaparece la deducción por arrendamiento de vivienda para los inquilinos que ganaban menos de 24107 euros y, para el propietario del inmueble, la reducción por el alquiler pasa permanentemente al 60%, sin que importe ya la edad del inquilino.

11. Mejora el sistema de la dación en pago, sin que a partir de 2015 el contribuyente tenga que tributar por la ganancia obtenida según el cálculo realizado en dación.

12. Se minora la retención a los autónomos por parte de otros profesionales y pasa del 21% en 2014 al 19% en 2015, hasta el 18% al año siguiente.

13. Es cierto que se han reducido los tipos de gravamen, pero también los tramos en la escala del IRPF. El mínimo es de 24,75% en 2014 y llegará al 19% en 2016, entre la escala estatal y la autonómica.

Esto se da en la base imponible general, que grava las rentas del trabajo, actividades económicas, rendimientos del capital inmobiliario, algunos del capital mobiliario y, hasta 2014, las ganancias generadas en menos de un año.

14. En cuanto a la base imponible del ahorro, hasta los 6000 euros tributan al 21%, que será un 19% en 2016. Entre 6000 y 50000 euros, bajará del 25% al 21% en 2016 y, a partir de los 50000 euros bajará del 27% al 23% finalmente.

En definitiva, hay que ver cómo afecta la reforma a cada contribuyente, según los hijos que tenga, los rendimientos que perciba o las ganancias, para ver si realmente tributa menos que en 2014 o la reforma fiscal le supone un perjuicio, porque bajar los tipos impositivos no es lo más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *