Reclamar por compras en internet

como-reclamar-una-compra-por-internet

Explicamos cómo reclamar una compra por internet si no le llega el pedido o tiene problemas con el producto o servicio adquirido. Además, las compras online también se benefician del plazo para ejercitar el derecho de desistimiento.

Reclamar una compra online

Las compras por internet son cada vez más frecuentes, pero cuando surgen los problemas es cuando se hace más difícil reclamar por esta vía. Vamos a explicar cómo hacerlo de forma sencilla.

1. Por ejemplo, puede hacer una compra online y que el producto no le llegue. En este caso, si la empresa se comprometía a enviar el producto, hay que ver si se trataba de correo ordinario o certificado.

También se puede hablar con la compañía de correos, en caso de que sea una empresa independiente a la tienda de compra y ver en qué condiciones y con qué cláusulas se hizo la compra para saber cómo actuar en caso de pérdida.

2. También puede comprar un producto y que venga en mal estado. En este caso, lo normal es que quiera la reparación o la devolución del dinero.

El vendedor es quién responde de cómo llegue el producto, y si ha sido culpa de la empresa de correos, es el vendedor quién deberá reclamarle.

3. En cuanto a los pagos con tarjeta de crédito o débito, en principio, si han sido autorizados por el titular de la tarjeta no pueden anularse directamente.

Lo mismo ocurre con los pagos hechos por Paypal. Se puede abrir un parte de incidencias en el centro de resoluciones, dentro del plazo de 180 días desde la compra.

Cómo reclamar por internet

Las reclamaciones a las empresas suelen hacerse por incumplimiento de contrato, aunque también puede poner una hoja de reclamaciones de las que están a disposición del consumidor y que deben tener todas las empresas, aunque se ubiquen en internet.

También puede hacer una reclamación en consumo y hay establecimientos que se encuentran adheridos a este tipo de sistemas electrónicos de resolución de conflictos.

Se puede solicitar la devolución del importe, sin tener que dar ningún motivo, siempre que el producto adquirido esté en perfecto estado, alegando el derecho de desistimiento recogido en la Ley de consumidores y usuarios.

Si la empresa es de telefonía o telecomunicaciones, además, tienen un organismo específico de resolución de controversias, que es el SETSI, y al que pueden acceder todos los consumidores con certificado digital, recibiendo las notificaciones de forma electrónica.

El problema principal viene cuando se contrata con compañías fuera de la Unión Europea, como los productos que vienen de China, y a las que es muy difícil reclamar.

– Primero, porque no están reguladas por la misma normativa que las empresas dentro de la UE.

– Segundo, porque tampoco tienen el mismo tipo de garantía que si se adquirieran a empresas de la UE.

– Tercero, por el sitio al que hay que reclamar, que será dónde esté situada la compañía.

– Y cuarto, por el paso de los productos por las aduanas.

Todo ello hace desaconsejable la compra de productos o adquisición de servicios fuera de la Unión Europea, salvo que la empresa de compra dé suficientes garantías de profesionalidad o el coste de lo adquirido sea mínimo.

Por otra parte, le aconsejamos que mire el aviso legal de la página web para ver qué empresa está detrás de la misma, y desconfíe de aquéllas webs que no tengan los textos legales visibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *