Convocar la junta general ordinaria de una sociedad

como-se-convoca-una-junta-general

Explicamos cómo se convoca una junta general, tanto en la sociedad limitada como en la sociedad anónima. Aunque la junta general la convocan los administradores, también los socios pueden instar o solicitar la convocatoria.

Quién puede convocar una junta general de accionistas

– Son los administradores quienes tienen la obligación de convocar la junta general, en la fecha que se establezca en los estatutos de la sociedad, y en su defecto, cuando así lo disponga la Ley.

– Por otra parte, los socios que tengan más de un 5% del capital de la sociedad pueden solicitar la convocatoria de junta general, que deberá hacerse dentro de los 2 meses siguientes a la solicitud.

– También puede convocar la junta el Juez del domicilio social de la sociedad a solicitud de un socio y con audiencia del administrador.

La junta se convoca con un anuncio en la web de la sociedad, su publicación en el BORME (Boletín Oficial del Registro Mercantil) o en uno de los periódicos con más tirada de la localidad del domicilio social (por ejemplo, podemos ver convocatorias en elEconomista).

El anuncio de convocatoria tiene que contener la fecha de la junta, la hora, el orden del día y el nombre del administrador que convoca la junta. Además, debe publicarse dentro del plazo de 1 mes si es una SA y en el plazo de 15 días antes de la junta si es una SL.

La SL sólo permite realizar una convocatoria, mientras que la SA puede hacer una segunda convocatoria mediando un tiempo mínimo de 24 horas entre ellas.

Instar una auditoría de cuentas:

Los socios que tengan más del 5% de participación también pueden exigir una auditoría de cuentas de la sociedad.

Se solicita al Registro Mercantil del domicilio social de la sociedad, a cargo de la misma, antes de los 3 meses desde el cierre del ejercicio.

En este caso distinguimos si la sociedad está o no obligada a la verificación de las cuentas anuales. Por regla general, están obligadas todas las sociedades que no puedan formular balance abreviado, según la Ley de Sociedades de Capital.

Luego hay otros casos concretos en los que la Ley también obliga a la auditoría de cuentas, como las sociedades de intermediación financiera o aquellas que coticen en bolsa.

Como sabemos, todas las sociedades deben presentar las cuentas anuales para su depósito en el Registro Mercantil, dentro del mes siguiente a su aprobación o hasta el 31 de julio.

El incumplimiento del depósito lleva aparejada una multa para la sociedad, además de la denegación de cualquier inscripción que quiera hacerse en el Registro Mercantil.

La solicitud del nombramiento de auditores de cuentas pueden realizarla los socios de sociedades que no estén obligadas a la verificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *