Quién tiene derecho a la pensión de invalidez

pension-de-invalidez

La pensión de invalidez o incapacidad permanente es una retribución económica que surge cuando una persona padece de algún tipo de discapacidad que le impide trabajar o realizar sus actividades cotidianas. Explicamos cómo solicitarla.

Tipos de pensión por invalidez

La incapacidad permante puede ser: parcial, total, absoluta o puede calificarse como gran invalidez. Además, existen dos tipos de prestaciones, que son:

1. Las contributivas, son aquellas que se prestan a las personas que se encuentran en alta en la seguridad social y han cotizado por un periodo de tiempo.

Para la pensión de invalidez de nivel contributivo, los requisitos a tener en cuenta son los siguientes:

– Vamos a hablar del tipo de invalidez que justifica que la actividad laboral no puede hacerse: incapacidad absoluta y gran invalidez.

– Como sabemos, la incapacidad permanente parcial supone un grado de disminución de la capacidad del trabajador superior al 33% y la incapacidad permanente total inhabilita al trabajador para realizar su actividad habitual, pudiendo realizar otra distinta.

– No haber llegado a la edad de jubilación (65 o 67 años, según el caso).

– Para la exigencia del tiempo mínimo de cotización, la normativa distingue entre trabajadores menores de 31 años y mayores de dicha edad.

– Cuando la incapacidad se produce por enfermedad común (en situación de alta) y el trabajador es menor de 31 años se exige un tercio de la cotización desde los 16 años hasta que se produce la incapacidad.

– En ese mismo caso, pero para un mayor de 31 años, la cotización asciende a un cuarto entre los 20 años y la incapacidad, con un mínimo de 5 años cotizados, teniendo que estar comprendidos en los 10 años anteriores un quinto de ese tiempo.

– En el mismo caso (enfermedad común) sin estar dado de alta como trabajador, se exigen 15 años cotizados de los que 3 han debido trabajarse en los últimos 10 años antes de la incapacidad.

– Si la incapacidad es por accidente (laboral o no) o por enfermedad profesional, no hay un período mínimo de cotización.

– No recibir otra ayuda de este tipo.

Una vez que se cumplen los requisitos debemos dirigirnos a las oficinas de la seguridad social con la documentación necesaria.

2. Las no contributivas, se les otorga a las personas que no han cotizado durante el tiempo mínimo o suficiente y cuya situación de necesidad les acredita para recibir la ayuda.

Para solicitar la pensión del tipo no contributivo los requisitos son:

– No tener los ingresos suficientes, que serán diferentes en función de que la persona viva sola o con familiares.

– Tener más de 18 años y menos de 65.

– Debe ser residente español.

– La incapacidad debe ser de 65% como mínimo.

Igual que en el tipo anterior, se debe ir a la oficina de la seguridad social con la documentación requerida. La cual incluye:

– DNI, NIE o pasaporte.

– Certificado de empadronamiento o tarjeta de residencia.

– Si es enfermedad común, justificantes del pago de las cotizaciones de los 3 meses anteriores.

– Si es accidente de trabajo o enfermedad profesional, certificado de la empresa y parte administrativo.

– Historial clínico o informe de inspección médica, si lo tiene.

– Libro de familia e identificación del cónyuge, en caso de pensiones no contributivas.

– Formulario de solicitud de la pensión de incapacidad permanente debidamente cumplimentado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *