Cómo tributan las acciones

como-tributan-las-acciones

Explicamos cómo tributan las acciones en la declaración de la renta si percibe un beneficio anual o si vende su cartera o un paquete de acciones. Este artículo puede interesar sobre todo a los pequeños inversores que necesitan conocer la fiscalidad de los productos de ahorro.

Cuál es la fiscalidad de las acciones

Vamos a ver la tributación de las acciones heredadas, la compraventa de acciones, la reducción de los tipos de gravamen y, en definitiva, explicamos cuál va a ser la tributación si vende 3000 euros en acciones, por ejemplo.

1. Venta de acciones:

Las acciones tributan en la base imponible del ahorro a tipos de gravamen que con la reforma fiscal de 2015 se han reducido:

– Hasta 6000 euros: en 2014 al 21%. En 2015 baja al 20% y en 2016 al 19%.

– De 6000 a 24000 euros: en 2014 al 25%. Esta distinción desaparece con la reforma.

– A partir de 24000 euros: en 2014 al 27%. Esta distinción desaparece con la reforma.

– De 6000 a 50000 euros: en 2015 al 22% y en 2016 al 21%.

– A partir de 50000 euros: en 2015 al 24% y en 2016 al 23%.

Ademas, se elimina la penalización de las ganancias obtenidas a corto plazo (que son las vendidas antes de 1 año), que iban a parar a la base imponible general a la que se aplican unos tipos de gravamen más altos (entre el 20 y el 52%).

Actualmente todas las ganancias pasan a tributar por la base imponible del ahorro sin distinción del tiempo que se hayan mantenido en cartera.

Vamos a ver un ejemplo:

Un contribuyente compra en 2014 un paquete de acciones valorado en 3000 euros y lo vende:

1. En diciembre de 2014 por 5000 euros:

2000 euros de beneficio al 21% = 420 euros de retención (se aplica la retención del 21%)

Nos encontramos con ganancias en corto por lo que los 1580 euros de beneficio van a tributar a la base imponible general con el resto de rendimientos.

2. En enero de 2015 por 5000 euros:

La operación a realizar es: valor de adquisión – valor de transmisión = 2000 euros (ganancia patrimonial)

¿Cómo tributa? 2000 al 19% = 380 euros de retención (se aplica la retención del 19% en 2015).

Los 1620 euros tributan al 20% en la declaración de la renta de 2015 (a realizar en 2016).

2. Eliminación de los coeficientes de abatimiento:

Hasta aquí las operaciones han sido muy sencillas porque no hemos tenido que aplicar coeficientes, pero otra novedad de la reforma fiscal es precisamente esa, se eliminan los coeficientes de abatimiento para acciones compradas antes de 1995.

Es decir, ahora se penalizan las ganancias a largo plazo. ¿porqué? bueno, porque quien mantuviera en cartera las acciones compradas antes de esa fecha podían beneficiarse de la exención de buena parte de la ganancia.

Sin embargo, a partir de 2015, quien no vendiera sus acciones en 2014 no se puede aplicar ningún tipo de coeficiente teniendo que hacer valor de adquisición menos valor de transmisión y tributar por la diferencia.
 
3. Acciones de empresas de nueva creación:

También se elimina la disposición que regulaba los supuestos de exención por reinversión del importe obtenido por la venta de acciones o participaciones en empresas de nueva creación.

Aunque se mantiene la deducción del 20% de las cantidades dedicadas a suscripción de acciones de empresas de nueva o reciente creación, cuando se cumplan los requisitos establecidos en la Ley del IRPF.
 
4. Tributación por el exit tax:

Si el contribuyente cambia su domicilio fiscal a otro país, tributará por las ganancias latentes que se calcularán según la diferencia entre el valor de mercado de las acciones en el momento del cambio y el valor de adquisición de las mismas en la fecha de compra.

Para tributar en este caso, la persona ha tenido que ser contribuyente por el IRPF durante al menos 10 años y su cartera de acciones tiene que tener un valor de 4 millones de euros o, en su defecto, un valor de 1 millón de euros y poseer el 25% de participación en la sociedad.

Cómo podemos ver, la reforma fiscal ha hecho múltiples cambios que afectan e inciden en la fiscalidad de las acciones y las ganancias de los inversores, por lo que hay que planificar muy bien la compra de participaciones y acciones de sociedades para optimizar la tributación en el ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *