Solucionar problema en el ayuntamiento

Composición de un ayuntamiento

 

Soy el alcalde de un ayuntamiento de tres concejales sin lista de suplentes, este ayuntamiento se regía en la anterior legislatura como concejo abierto, pues no llegamos a 100 habitantes. Ante la nueva ley electoral de la vigente legislatura se optó por regir con tres concejales. Ante la dimisión de uno de ellos, hicimos una consulta a la junta electoral central, la que nos respondió que teníamos que seguir durante la legislatura con los dos restantes. Al plantearse un nuevo problema como es el que el único concejal y tesorero a la vez, no acude a los plenos convocados ni responde a teléfono, cartas e emails, por lo que tiene paralizado el funcionamiento de este ayuntamiento como es hacer pagos y solicitar subvenciones como por ejemplo planes provinciales y otras que necesitan de su asistencia.

 

Respuesta del Experto:

 

 La Ley Electoral dice en su artículo 182 que, cuando en caso de renuncia de un concejal, el escaño se atribuirá al candidato o, en su caso, al suplente de la misma lista a quien corresponda, atendiendo a su orden de colocación. Este artículo es clave en su situación y se lo comento. Si no hay más candidatos o suplentes a nombrar, las vacantes serán cubiertas por cualquier ciudadano mayor de edad que no esté incurso en causa de inelegibilidad.

Ahora bien, si el número de miembros elegidos en la correspondiente convocatoria electoral (3 miembros en su caso) llegase a ser inferior a la mitad del número legal de miembros de la corporación (quedare solo uno, por ejemplo), se constituirá una comisión gestora integrada por todos los miembros de la corporación que continúen y los ciudadanos que hubiesen sido designados para cubrir las vacantes.

Cuando resulte imposible conformar la comisión gestora explicada en el párrafo anterior, la Diputación Provincial o, en su caso, el órgano competente de la Comunidad Autónoma asumirá directamente la gestión ordinaria de la Entidad Local, no pudiendo adoptar acuerdos para los que se requiera una mayoría cualificada.

Aquí, en este artículo, hubo una modificación de la Ley en 2011. Anteriormente, se decía que “si no hubiese más candidatos para cubrir la vacante del cargo del Concejal que ha renunciado en la lista correspondiente, la Corporación ha de funcionar con los Concejales que continúan, entendiéndose los quórum de asistencia y votación automáticamente referidos al número de hecho de los miembros de la corporación que permanecen”

Sin embargo, desde 2011 será la Diputación Provincial o, en su caso, el órgano competente de la Comunidad Autónoma quien asumirá directamente la gestión ordinaria del ayuntamiento cuando no sea posible cubrir las vacantes generadas por fallecimiento, incapacidad o renuncia de los concejales y sus suplentes, y ante la negativa de los ciudadanos a ocupar dichas vacantes.

Por lo tanto, el procedimiento para subsanar la situación debiera ser el siguiente: 1º) atribuir la vacante a otro candidato o suplente de la lista, 2º) en su defecto, a un ciudadano mayor de edad. Ello cuando sólo sea una vacante. Si faltan más miembros, es cuando se constituye la comisión gestora. Debe, si tiene posibilidades para ello, cubrir la plaza vacante, de acuerdo con la normativa, en concreto, con el artículo 182 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General. Y, si la Junta Electoral Central le dijo que no, puede hacerle nueva consulta mencionando esta normativa.

Attard Abogados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *