Vacaciones con contrato en prácticas de 6 meses

contrato-en-practicas

El contrato en prácticas es desarrollado por la persona que ha obtenido un título universitario o que ha finalizado los cursos de formación profesional, tanto de grado superior como de grado medio.

Superar la formación específica dota al alumno de la aptitud necesaria para desarrollar la parte teórica estudiada poniéndolo en práctica en el marco laboral.

Características del contrato en prácticas

Podrán estar bajo esta modalidad de contrato los alumnos que hayan obtenido cualquier título que sea oficial (licenciatura, grado, Técnico) y los que hayan sido reconocidos como títulos equivalentes.

1. Para la formalización del contrato en prácticas, se deberá elaborar dicho contrato por escrito y deberá ser comunicado al servicio Público de Empleo en los diez primeros días de su contratación.

2. Su duración es de 6 meses como mínimo y 2 años como máximo. Aunque se tendrá que estar a lo que diga el convenio colectivo del sector al respecto.

3. Los trabajadores que sean contratados con este modelo tendrán que tener el título de la formación concluida anteriormente mencionada.

4. Además, desde la obtención de dicho título no han de haber transcurrido más de cinco años o siete en el caso de las personas con discapacidad.

5.El salario del trabajador en prácticas vendrá fijado por el Convenio Colectivo de aplicación según el sector profesional.

6. Cuando se termine el contrato en prácticas, el trabajador deberá recibir un certificado que determine la duración de este y las funciones realizadas.

Especialidades del contrato en prácticas:

Existen unas cláusulas a tener en cuenta, según la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, respecto al contrato en prácticas.

Estas se refieren a los menores de 30 años y también a los menores de 35, que tengan alguna discapacidad que supere el 33% y dispone que se tendrá derecho al 50% de reducción de la cuota empresarial a la Seguridad Social, en lo que se refiere a contingencias comunes durante el tiempo que el alumno sea contratado.

También podemos encontrar otro artículo que hace mención al momento de contratación en el que el alumno está aun realizando las prácticas no laborales.

En este supuesto la reducción sería del 75% de las cuotas según el Real Decreto 1543/2011, de 31 de octubre, por el que se regulan las prácticas no laborales en empresas.

En definitiva el contrato en prácticas es el que empezará a dotar de profesionalidad a la persona que hayan concluido unos estudios y que le abrirá las puertas al mundo laboral reforzando toda la parte teórica aprendida y las prácticas realizadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *