Contratos realizados por las agencias de viajes

contratos turísticos

Los contratos realizados por las agencias de viajes, según el real decreto de 25 de mayo del 1988, son un tipo especial de contrato que realizan las empresas que estando en posesión del título o licencia correspondiente, y se dirijan habitualmente y comercialmente al ejercicio de la mediación y organización de servicios turísticos.

Contrato de viaje combinado

Se aplica la Ley de 6 de julio de 1995, que introduce en estaña la directiva 314 de 1990, de 13 de junio, relativa a los viajes combinados.

El elemento fundamental es el alojamiento, se incluye dentro del concepto también el concepto donde predomina el transporte, aunque en los viajes combinados normalmente predomina el viaje en avión, tren o barco. Se tienen que introducir 4 elementos:

–  Paquete turístico

–  Contenido mínimo de viaje y alojamiento

–  Duración mínima que dice la ley que será de 24 horas como mínimo, y si dura menos al menos tiene que incluir noche de estancia en un alojamiento.

– Precio global por todos los servicios.

¿Cómo reclamar las incidencias de un viaje combinado? Estamos ante un tipo de viaje organizado por la agencia, por lo que habrá que reclamarle a ella los problemas que haya tenido durante el viaje.

El plazo para reclamar es de 2 años, pero siempre recomendamos solicitar el consejo de un abogado respecto a las acciones legales a adoptar, para ver cuál se adecúa mejor a su problema.

En cuanto a la forma del contrato del viaje combinado se exige forma escrita entregando una copia del contrato al consumidor.

El precio suele ser fijo aunque en ocasiones suele varias si, una vez acordado el precio, éste varia, se tiene que notificar al consumidor, optando este por rescindir el contrato sin penalización o aceptar las variaciones en el precio.

La ley de contratos combinados fija indemnizaciones en caso de incumplimiento. No hay lugar a indemnización cuando el viaje se suspenda por fuerza mayor o no haber alcanzado el número mínimo de cupos.

Contratos de viajes

Las agencias son intermediarias en la prestación por terceros de servicios turísticos, estos servicios turísticos pueden ser servicios sueltos, o pueden ser paquetes turísticos, que es un conjunto de servicios por un precio global.

Todas las agencias de viajes deben contar con un libro de hojas de quejas y reclamaciones a disposición de los clientes. Esto sirve para dejar constancia del problema que ha ocurrido y ver si la agencia toma medidas.

En la orden de 14 abril de 1988 se exige para las agencias de viaje, forma de sociedad mercantil, cuyo objeto social es el servicio mediación, y organización de servicios turísticos.

El contenido concreto de estos servicios turísticos, suele ser el siguiente:

– Mediación en la venta de billetes.

– Mediación en reserva de plazas, habitaciones o servicios.

– Organización y venta de paquetes turísticos.

– Representación de otras agencias de viajes.

– Iinformación turística.

– Alquiler de vehículos.

– Cambio de divisas, entre otros servicios.

Las agencias de viajes pueden ser clasificadas de tres maneras:

Como mayoristas que son aquellas que proyectan elaboran y organizan de forma no ocasional toda clase de paquetes turísticos para ofrecerlos a las agencias minoristas, si que estas se relacionen con el consumidor. Este es el cometido de los mayoristas.

Las agencias minoristas que son las que comercializan los servicios elaborados por los mayoristas y los venden al consumidor.

Los mayoristas minoristas que pueden simultanear las dos actividades.

Entre los contratos que celebran las agencias de viaje, hemos visto el contrato de viaje combinado, y ahora vamos a ver el contrato de cupo, o contingente.

Contrato de cupo o contingente

Es de reserva de plazas elaborado por las agencias de transporte de alojamiento en régimen contingente o contrato de cupo.

Los contratos turísticos muchas veces se realizan entre las agencias y los turistas y otras veces se realizan entre las agencias otros empresarios. Este contrato se realiza entre las agencias y las empresas de alojamiento, las empresas hoteleras.

Por el contrato de contingente, la empresa hotelera pone a disposición de la agencia de viaje durante un determinado periodo de tiempo, habitualmente una temporada turística, y condiciones pactadas, número determinada de habitaciones, llamado cupo o contingente, para que los clientes de la agencia de viaje ocupen el hotel.

La agencia de viaje se compromete a comercializar y vender ese cupo.

La agencia de viajes manda al hotel una lista con las habitaciones ya vendidas y se compromete a pagar el precio. El contrato de contingente se utiliza muchísimo, pero no tenemos en la actualidad ningún tipo de norma que lo regule, y de ahí vienen los problemas.

Es un contrato mercantil de comisión. La empresa hotelera le encarga a la agencia que venda sus habitaciones, y es irrevocable, e indirecto puesto que la agencia contrata con el hotelero.

La agencia vende en nombre propio al cliente esas habitaciones, no habiendo relación jurídica privada entre el cliente y hotel, teniendo que reclamar el cliente a la agencia que es quien le vende la estancia en esa habitación.

Si el cliente anula su presentación o contrato, se resolverá con derecho de indemnización a la empresa hotelera, por parte de la agencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *