Impago de alquiler temporal - Attardabogados.com

Impago de alquiler temporal


contratos turísticos

El impago de alquiler temporal o turístico por temporada, distinto del de vivienda habitual, también trae como consecuencia que se pueda exigir el pago por vía judicial mediante reclamación de cantidad y que se pueda instar el desahucio de la vivienda.

Impago de alquiler por temporada

El alquiler turístico de un apartamento de forma temporal tiene una gran importancia en la economía nacional de muchos países y cada vez se tiene más en cuenta por el afloramiento de dinero oculto que no se declara.

Hablamos de los rendimientos del capital inmobiliario (renta por el alquiler) de la que se debe informar a Hacienda a través de la declaración de la renta de cada ejercicio.

Pero, ¿qué ocurre si no se paga ese alquiler de temporada? El legislador se ha ocupado del sector turístico, pero vemos que la regulación legal es muy dispersa, encontramos normas de carácter administrativo, y muchas normativas de las comunidades autónomas.

Es un problema grave porque normalmente a los alquileres turísticos acceden personas que viven en otras provincias o incluso en comunidades autónomas diferentes. Entonces, ¿cómo reclamar la cuantía debida y dónde hacerlo?

Si se produce el impago, se deberá reclamar en vía judicial. Puede ponerse en contacto con nosotros para que le expliquemos los pasos a seguir ante un impago.

1. Lo primero que hay que hacer es un contrato de arrendamiento por temporada, contrato de alojamiento o de hospedaje, que en la mayoría de los casos tiene carácter mercantil.

2. A través del mismo, una persona presta alojamiento a otra con los correspondientes servicios, y con o sin suministro de alimentación.

3. Es un contrato mixto, obliga a prestar alojamiento con los correspondientes servicios. El servicio de alojamiento no es un arrendamiento de cosa, sino una utilización de todos los servicios puestos a disposición del cliente (lavandería, limpieza teléfono, bar).

Por lo tanto es un contrato de resultado en lo que no esté regulado por la ley, se regulara por el arrendamiento de obra.

4. Otra opción es que se alquile solamente la casa, sin más servicios aparejados. Todo debe estar bien dispuesto en las cláusulas del contrato.

5. Es un contrato consensual, bilateral, oneroso, y en cuanto a las obligaciones de las partes:

– El arrendador o propietario asume la obligación de libre acceso, es decir habitaciones libres, y admitir a quien se presente adquiriendo esas habitaciones, poniendo en conocimiento los precios autorizados, con los servicios que se presenta dentro del precio.

– También tener a disposición un libro de reclamaciones, estas obligaciones están constituidas en el estatuto.

– La responsabilidad del hotelero en el cuidado del equipaje es una responsabilidad que excluye la fuerza mayor.

– El cliente también tiene obligaciones, como observar las normas de urbanidad, higiene, y convivencia y satisfacer el precio por los servicios.

– Para el cobro del precio al hotelero le asiste un privilegio de cobro, sobre los bienes muebles del vendedor que lleve al apartamento. Se considera caso de depósito necesario para los efectos.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad