Límite de alcohol para conducir en España

cual-es-el-limite-de-alcohol-para-conducir-en-españa
Cuál es el límite de alcohol para conducir en España.

Conducir bajo altos niveles de alcohol es perjudicial para la vida propia y la de las personas que nos rodean. Una sola cerveza puede causar en nuestro organismo problemas de percepción, de reflejos y de velocidad. Vamos a explicar cuál es el límite de alcohol para conducir en España.

Límite de alcohol legal para conducir

Superar la tasa de alcoholemia permitida al volante puede dar lugar a un delito o a una infracción administrativa.

La ley de seguridad vial en su apartado de alcohol y drogas menciona que aquellas personas que conduzcan bajo los efectos de estas dos sustancias tendrán que pagar una multa porque cometen falta administrativa.

1. La infracción administrativa supone una multa de 1000 euros para el caso de las drogas y entre 500 y 1000 euros de sanción para los positivos en alcohol, siempre y cuando no sobrepasen el límite, pero ¿cuál es el límite de alcohol para conducir en España?

– El límite es de 0,25 mg/l para la prueba de aliento o control de alcoholemia que la Policía o la Guardia Civil suelen hacer en carreteras y de 0,5 g/l para la prueba de sangre.

– Con la reforma de la Ley de Tráfico en 2014 ha cambiado un poco la legislación de las multas por alcoholemia: si se supera el doble de la tasa permitida o hay reincidencia en el plazo de un año, la multa será de 1000 euros.

– Si se sobrepasan estos límites, la conducción bajo los efectos del alcohol se convierte en delito.

2. Cuándo es un delito conducir bajo efectos del alcohol: es un delito contra la seguridad víal establecido en el Código Penal cuando se sobrepasa el límite de 0,60 mg/l de alcohol en aire y 1,2 g/l para la sangre.

Las penas pueden ser: privación de libertad (de 3 a 6 meses), pagar una multa (de 6 a 12 meses) hacer trabajo social (de 31 días a 90 días), hasta la pérdida del carnet de conducir (de 1 a 4 años).

– En cuanto a las drogas, no hay un límite mínimo para que se considere delito, sino que éste ya se produce si la persona da positivo en un control.

Como comentamos, si se comete un delito contra la seguridad víal, la multa puede sustituirse por trabajos en beneficio de la comunidad. Para ello, habrá que justificar que no se puede pagar la multa por carecer de rentas suficientes.

Los juicios por alcoholemia suelen seguir el cauce de los juicios rápidos establecidos en vía penal. En cuanto a las multas o infracciones administrativas irán por el cauce de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Si la multa se ha producido, por ejemplo, por beber en la calle, el recurso o el cambio de la multa a trabajos en beneficio de la comunidad deberá realizarse ante el ayuntamiento que corresponda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *