Diferencia entre despido procedente e improcedente - Attardabogados.com

Diferencia entre despido procedente e improcedente


cual-es-la-diferencia-entre-despido-procedente-e-improcedente

Explicamos la diferencia entre despido procedente e improcedente y sus indemnizaciones.

En España nos encontramos con 5 tipos de despido, algunos procedentes y otros improcedente y nulo, además de la baja voluntaria. Explicamos la diferencia entre despido procedente e improcedente, las indemnizaciones y sus características principales.

Despidos procedentes e improcedentes

El despido procedente es el despido objetivo, colectivo o disciplinario.

– Los despidos objetivo y colectivo tienen las mismas causas: económicas, organizativas, de producción y técnicas. La indemnización es de 20 días por año de servicio, con un tope de 12 mensualidades.

La diferencia entre el despido objetivo y colectivo se encuentra en el número de trabajadores a los que afecta el despido en el proceso, o en un período de 90 días. El objetivo es un despido individual, mientras que el colectivo tiene que afectar a más de 10 trabajadores.

Ambos despidos pueden ser reclamados ante el CMAC y en juicio laboral. El primero, sobre todo, suele reclamarse por no cumplir los requisitos formales: puesta a disposición de la indemnización, carta de despido, etc. Este despido puede convertirse en improcedente.

El segundo puede reclamarse por no seguir la forma que establece el Estatuto de los Trabajadores: período de consultas o plazos.

– El despido disciplinario se da por faltas del trabajador, que tienen que estar debidamente documentadas con la fecha y hora en que se producen para poder ser justificadas y declarar el despido como procedente.

El disciplinario, al darse por culpa del trabajador, no genera derecho a indemnización aunque sí podrá el empleado solicitar el paro dentro de los 15 días siguientes a la fecha en que se produzca el despido.

El trabajador puede reclamar ante el CMAC (Centro de Conciliación Laboral), en el plazo de 20 días, alegando que no está de acuerdo con su despido y los motivos que considere oportunos.

Si en el Centro de Mediación, Conciliación y Arbitraje no se llega a un acuerdo, puede acudir a la jurisdicción laboral.

– El despido improcedente es aquél que no está debidamente justificado por el empresario.

Aquí ocurre lo mismo que ante el despido disciplinario, el trabajador tiene 20 días para poner una papeleta de conciliación ante el CMAC e ir posteriormente a la vía judicial social.

La indemnización por despido improcedente es de 45 días por los años trabajadores antes de la entrada en vigor de la reforma laboral y 33 días después de febrero de 2012.

También puede darse la readmisión del trabajador pagando los salarios de tramitación. Estos salarios no deben pagarse si se opta por continuar el despido con indemnización.

– El despido nulo es el que se produce por causas discriminatorias o vulneración de los derechos fundamentales del trabajador.

La forma de reclamar es la misma que comentábamos para el despido improcedente. En estos casos, o se llega a un acuerdo con la empresa o la sentencia declarará si se trata efectivamente de un despido nulo o es procedente o improcedente y sus consecuencias.

– La baja voluntaria es la que se produce por decisión del empleado. No da derecho a indemnización ni a desempleo.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad