Cuándo se deduce el IVA soportado - Attardabogados.com

Cuándo se deduce el IVA soportado


cuando-se-deduce-el-iva-soportado

Los autónomos nos suelen preguntar cuándo se deduce el iva soportado (trimestral o anualmente) y si se puede deducir para los gastos realizados antes de haber iniciado la actividad. Vamos a explicarlo.

Plazo de deducción del IVA soportado

Los gastos deducibles de los autónomos en el IVA y el IRPF se modifican a partir de 2015.

Por una parte, vamos a hacer referencia a los dos impuestos con respecto a las declaraciones trimestrales y pagos fraccionados (modelos 130 y 303).

Por otra parte, vamos a intentar aclarar un poco la problemática que suscita el artículo 99.tres de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido (en adelante, LIVA), debido a que permite (según su redacción literal) el ejercicio del derecho a la deducción de los gastos de los autónomos durante cuatro años.

En primer lugar, como comentamos, la reforma fiscal que entró en vigor en 2015 también trae cambios en cuanto a los gastos deducibles que deben ser tenidos en cuenta y que son los siguientes:

– En estimación directa simplificada se fija un tope de 2.000 euros sobre el importe que corresponda al 5% de los gastos de difícil justificación.

– En estimación objetiva se modifican los criterios para acogerse al régimen de módulos. El volumen de ingresos pasa de 450.000 a 150.000 euros (200.000 euros si son actividades agrícolas o ganaderas).

También se dejan fuera de módulos muchas actividades, permaneciendo las de hostelería y consumo, sobre todo, que se prevé que entre en vigor a partir del 1 de enero de 2016.

– Se elimina el requisito de tener un local afecto a la actividad en el arrendamiento de inmuebles, aunque permanece el de tener a una persona contratada para dicha actividad.

– Son gastos deducibles los de explotación, seguridad social a cargo de la empresa, sueldos, arrendamientos, cánones, reparación y conservación, servicios de profesionales independientes, algunos tributos (como los locales) o las amortizaciones. Asimismo, se mantiene el IVA de caja.

– Cuando la actividad se desarrolle en una vivienda, se mantiene el requisito de la deducibilidad proporcional (IBI, comunidad de vecinos, los gastos por suministros que tengan un contador separado…).

– Y como ya sabemos, los gastos, para ser deducibles, han de estar relacionados con la actividad y los bienes han de estar afectos a la misma. Todos los gastos deben estar justificados (mediante facturas o tickets) y registrados en el libro de gastos e inversiones del autónomo.

En cuanto al plazo de deducción, concluimos lo siguiente:

– Para poder deducir los gastos antes de iniciar una actividad, hay que proceder al alta en el IAE previa, a través del Modelo 036 o el simplificado 037.

– El plazo de deducción del IVA soportado es de 4 años, como hemos argumentado con el artículo 99.tres LIVA, pero se debe entender como un plazo excepcional, pues los gastos deben ser deducidos en el trimestre que se generen.

– Por tanto, si se van a deducir gastos que corresponden a otro año (dentro de esos 4), hay que hacer una declaración complementaria del trimestre en que se generaron. No se pueden guardar los gastos para el momento en que se tengan más ingresos.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad