Cuándo se puede pedir la jubilación anticipada

cuando-se-puede-pedir-la-jubilacion-anticipada

Explicamos cuándo se puede pedir la jubilación anticipada por voluntad del trabajador o por cese involuntario, que están en vigor desde 2013, pero también cuáles son los requisitos que debe cumplir una persona para que se le aplique la normativa anterior.

Prejubilación con o sin voluntad del trabajador

La normativa que se aplica actualmente salió en marzo de 2013, y se refiere a la jubilación anticipada por voluntad del trabajador. Para ser beneficiario, hay que cumplir con los siguientes requisitos:

– Tener cumplida la edad correspondiente, que no puede ser inferior a dos años a la edad de jubilación. Por ejemplo, en 2016, serían 63 años.

Esta edad se va a ver aumentada hasta llegar a los 65 años en 2027, debido al régimen transitorio que fue establecido con la reforma.

– Estar dado de alta en la Seguridad Social (o en situación asimilada).

¿Qué se entiende por situación asimilada? Pues, por ejemplo, estar cobrando el desempleo o una excedencia forzosa, entre otras.

– Tener cotizados 35 años como mínimo y que dos de ellos estén dentro de los últimos 15 años antes de pasar a la situación de prejubilación.

Si es usted autónomo, quizá le interese más el siguiente artículo: jubilación anticipada de los autónomos.

En cuanto a la jubilación anticipada por el cese no voluntario en el trabajo, los requisitos son bastante más flexibles, debido a que no es el trabajador quién elige acceder a este tipo de jubilación:

– Tener cumplida una edad que no sea inferior a cuatro años con respecto a la edad ordinaria de jubilación.

– Estar en situación de alta o asimilada.

– Tener, como mínimo, 33 años cotizados.

– Que el cese se haya producido por una reestructuración empresarial debido a un despido colectivo, objetivo, por la entrada de la empresa en concurso, por muerte, jubilación o incapacidad del empresario o por causas de fuerza mayor.

En cuanto a la normativa de antes de marzo de 2013, se sigue aplicando en muy pocos casos, que son los contenidos en la DA 12 de la Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social y se refieren a:

– Las personas que hayan finalizado su relación laboral antes de esa fecha.

– Las personas que hayan estado expuestas a un ERE o a un ERTE o cuya empresa haya entrado en concurso antes de esa fecha.

– Los jubilados parcialmente antes de 2013.

En estos casos, los requisitos para la prejubilación son:

– Estar dado de alta o asimilada en la Seguridad Social.

– Tener 61 años.

– Tener cotizados, como mínimo, 30 años, y que dos de ellos estén dentro de los últimos 15 antes del acceso a la jubilación anticipada.

En cualquier caso, la jubilación anticipada supone una reducción de la cuantía de la pensión, a la que se le aplicará un porcentaje que varía según el momento en que se proceda a la prejubilación y la normativa que se le aplique a la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *