Declaración conjunta sin estar casados

declaracion-conjunta-sin-estar-casados

No se puede hacer la declaración de la renta conjunta sin estar casados, aunque sean pareja de hecho. La tributación debe ser individual y así lo expone la Agencia Tributaria.

Declaración conjunta en el IRPF

Cuando uno de los miembros de la pareja no trabaja, fiscalmente puede ser conveniente hacer la declaración conjunta.

El problema es que para ello hay que ser un matrimonio, no pueden hacerla ni las parejas de hecho ni los que tengan hijos en común sin estar casados.

1. Se entiende por unidad familiar el matrimonio formado por la pareja y los hijos menores o mayores incapacitados, siempre y cuando no estén separados legalmente ni divorciados.

En este primer caso todo es más sencillo porque la pareja puede decidir hacer la declaración individual o conjunta, según les salga fiscalmente más ventajoso.

Además, los cónyuges se pueden aplicar la reducción por tributación conjunta de 3.400 euros que minora la base imponible de cuyo importe se calcula la cuota a pagar por el impuesto.

2. En caso de no estar casados o de estar separados o divorciados, la declaración la harán el padre o la madre junto con los hijos (o uno u otro, no los dos).

Esta situación se entiende como la de una familia monoparental y también da derecho a una reducción en la base imponible de 2.150 euros, salvo que la pareja conviva.

Es decir, aquí nos encontramos con que la pareja solo puede hacer declaración individual y, además, si tienen hijos menores, solo uno de ellos podrá beneficiarse de la aplicación del mínimo familiar por hijos en la cuota.

Esto significa que los hijos se pondrán en la declación con uno u otro padre o madre, pero no con los dos.

¿Cuándo interesa una Declaración de la Renta conjunta?

En principio, esta modalidad será interesante cuando uno de los cónyuges no trabaja. Evidentemente hay argumentos a favor y en contra de esta opción.

Por ejemplo, la deducción por inversión en vivienda habitual (el régimen transitorio) que se da cuando alguien está pagando una hipoteca: cada cónyuge puede deducirse en la renta hasta 9.040 euros pero si tributan en conjunta la cantidad es la misma.

Otro caso, la minoración por descendientes. Tributando en individual, el matrimonio puede “deducirse” a los hijos o a las personas mayores a su cargo al 50%.

El objetivo es pagar menos impuestos, por lo que antes de confirmar el borrador recomendamos contactar con un asesor fiscal que les calcule la renta en individual y conjunta con el programa Padre de la Agencia Tributaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *