Deducción por alquiler de vivienda - Attardabogados.com

Deducción por alquiler de vivienda


deduccion alquiler vivienda

La deducción por el alquiler de vivienda habitual es una de las grandes protagonistas de la declaración de la renta, tanto para los inquilinos como para los propietarios.

La Ley del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) regula la tributación del alquiler, para los propietarios, en el artículo 22 y siguientes. Para los inquilinos, en el artículo 68.7 de la LIRPF.

Reducción por alquiler para el propietario

Para los propietarios, los ingresos derivados del alquiler de una vivienda constituyen rendimientos del capital inmobiliario. Éstos se calculan restando a los ingresos, los gastos deducibles. La cifra que nos dé supondrá el rendimiento neto. Para los propietarios de viviendas en alquiler, en realidad se establece una reducción en el rendimiento neto del inmueble, siempre y cuando esté destinado a ser la vivienda habitual de los inquilinos.

Ingresos:

  • Son los importes mensuales que percibe el arrendador por el alquiler.
  • Además, también se constituyen como ingresos las inversiones en el inmueble o mejoras que haya hecho el inquilino en la vivienda cuando, al finalizar el contrato, se queden en el inmueble que vuelve a pasar a manos del propietario.
  • También tiene que sumarse la indemnización pagada por el arrendatario en caso de finalización anticipada del contrato o por daños y desperfectos en la vivienda.

Gastos deducibles con límite:

  • Se trata de gastos necesarios para la conservación de la vivienda y los gastos de reparación o sustitución de elementos, como pintar o instalar la calefacción.
  • Los intereses de los capitales ajenos invertidos en la compra de la vivienda.

Estos gastos mencionados no podrán ser deducidos en su totalidad. Se establece un límite: el de los ingresos obtenidos. Así, POR EJEMPLO:

si obtenemos 300 euros mensuales por el alquiler x 12 meses = 3.600 euros.
Si pintar la vivienda nos ha costado 1.200 euros y los intereses del préstamo o hipoteca ascienden a 4.000 euros, nuestros gastos deducibles serán 5.200 euros, pero el límite a deducir son 3.600 euros, por lo que en este ejercicio de la declaración de la renta no nos podremos deducir más de 3.600 euros.
No obstante, el exceso: 1.600 euros, podrá ser gasto deducible durante los 4 años siguientes.

Gastos deducibles sin límite:

  • el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) y las tasas de basura o alumbrado.
  • El importe del contrato de seguro sobre la vivienda.
  • Los gastos de portería, vigilancia, y de comunidad de propietarios.
  • Los gastos de amortización del inmueble, que no puede exceder de un 3% del coste de adquisición de la vivienda o de su valor catastral, sin incluir el valor del suelo.

Pues bien, el importe que resulte de estos cálculos será el rendimiento neto del capital inmobiliario, que puede reducirse en los siguientes porcentajes, siempre y cuando el inmueble esté destinado por los inquilinos a ser su vivienda habitual:

  • Un 60% en todos los casos.
  • Un 100% cuando los inquilinos tengan entre 18 y 30 años y perciban un rendimiento neto del trabajo o de actividades económicas superiores al IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), que está en 7.455,14 euros para 2012.

En este último caso, el arrendatario debe hacer una comunicación por escrito y entregársela al arrendador antes del 31 de marzo de cada año, acreditando todos los datos necesarios.

Este porcentaje del 100% sólo se aplica cuando el rendimiento neto calculado anteriormente sea positivo. Si es negativo, se aplica el 60%.

Deducción por alquiler de vivienda para los inquilinos

Para los inquilinos se establece una deducción si alquilan una vivienda que utilicen como habitual, en función de su base imponible.

  • Si su base imponible no supera los 24.107,20 euros anuales, la deducción será del 10,05% de las cantidades satisfechas por el alquiler de su vivienda habitual.
  • Si la base imponible es igual o inferior a 17.707,20 euros anuales, se fija el límite de deducción en 9.040 euros anuales.
  • Si la base imponible está comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros al año, habrá que hacer el siguiente cálculo para saber el límite de deducción: 9.040 euros menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales.

Esta deducción es compatible con las deducciones previstas por las Comunidades Autónomas, y con la deducción por inversión en vivienda habitual (que se dejó de aplicar en enero de 2013, aunque persiste un régimen transitorio).

Como gastos deducibles, el inquilino puede deducirse el IBI, si lo paga él o, por ejemplo, el importe satisfecho por el pago de la Comunidad de Propietarios.

Deducciones autonómicas por el alquiler de vivienda habitual

Cada Comunidad Autónoma establece sus propias deducciones en materia de alquiler. Por ejemplo, en Andalucía la deducción es del 15% de las cantidades satisfechas. En Madrid, la deducción es del 20%. En Cataluña, la deducción es del 10%.

Cada Comunidad Autónoma establece sus requisitos propios, como identificar al arrendador, una determinada base imponible o una cierta edad.

Pero hay que tener muy en cuenta que, mientras que en Cataluña no se exigen más requisitos, algunas Comunidades Autónomas, como Andalucía y Madrid, exigen una copia del resguardo del depósito de la fianza del alquiler en la Junta de Andalucía y en el IVIMA (Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid), respectivamente, para poder acceder a la deducción.

Así que, si usted es inquilino y quiere deducirse las rentas mensuales por el alquiler, no deje de preguntar al arrendador si ha realizado el depósito de la fianza. Podemos informarte si en tu Comunidad Autónoma el depósito de la fianza es obligatorio.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

5 Opiniones sobre el artículo

  1. Sonia dice:

    Yo he conseguido aplicarme la deducción, gracias a vuestro consejo. muchas gracias.

  2. Attard Abogados dice:

    Gracias a ti por tu consulta, creo que fue por email ¿verdad? espero que quedaras contenta entonces y aquí estamos para lo que necesites. Un saludo.

  3. Sonia dice:

    Si! es que encima os acordáis! quedé muy contenta y gracias por todas las explicaciones que son de mucha ayuda!

  4. Kika dice:

    Buenos días, soy inquilina en un piso de alquiler y me gustaría saber si me puedo deducir los gastos de comunidad que he pagado yo y el seguro de hogar que tuve que hacerme cuando entré en el piso. Gracias y un saludo:
    Kika Díaz

  5. Attard Abogados dice:

    Los inquilinos pueden deducirse los gastos relacionados con el alquiler de la vivienda habitual, como los que ha mencionado y sumarán como mayor gasto del arrendamiento.

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad