Desahuciar a un inquilino que no paga el alquiler - Attardabogados.com

Desahuciar a un inquilino que no paga el alquiler


desahuciar-a-un-inquilino-que-no-paga-el-alquiler

Explicamos las diferentes vías para desahuciar a un inquilino que no paga el alquiler ya que se produce un incumplimiento de contrato que no tiene porqué aguantar el propietario. Basta un mes de impago para solicitar el desahucio.

Demanda de desahucio por impago

1. Si el inquilino no paga la renta, es aconsejable que antes de poner la demanda el propietario le envíe un burofax reclamando la deuda fehacientemente.

– También puede solicitarle alquilino que, ante el incumplimiento, abandone la vivienda y la deje a disposición del arrendador devolviéndole las llaves.

– Incluso se puede hacer una condonación de deuda, perdonando la cantidad debida a cambio de que el inquilino se vaya del inmueble lo más rápidamente posible.

2. Si nada de esto funciona, el propietario tiene que poner demanda de desahucio por impago además de reclamar la renta dejada de percibir.

– Para la demanda se necesita abogado y procurador. Si no puede costearlos, solicite unos de oficio si cumple con los requisitos.

– No le dé al inquilino más de un mes para el pago de las rentas a fin de continuar con el desalojo aunque pague.

– La fecha del lanzamiento (desalojo o desahucio) se acordará desde el principio y de la misma se dará traslado al demandante para que decida si pagar u oponerse.

– No recoger la notificación no significa que no siga adelante el juicio sino que se le da por notificado y citado aunque no esté en su domicilio.

3. En el transcurso del procedimiento, entre la interposición de la demanda y el definitivo desahucio, debe tener en cuenta que:

– No puede dejar de pagar los suministros (agua, luz, etc.) porque puede darse una denuncia por coacciones, con el fin de que el inquilino se vaya antes de la casa.

– Si de estos gastos debe hacerse cargo el inquilino por contrato, puede exigirle los importes de la misma forma que las rentas impagadas.

4. Y ¿qué pasa con la fianza? pues bien, la fianza es una garantía que puede quedarse el propietario siempre y cuando tenga derecho a ello por daños en la vivienda o por impago de los suministros.

– La fianza no sirve para el pago de la renta mensual, salvo acuerdo entre inquilino y propietario.

– Si el inquilino se va sin pagarle, puede retener la fianza y además, puede incluir a los arrendatarios en el Registro creado para inquilinos que no pagan el alquiler, siempre que haya sentencia firme que le dé la razón.

Este Registro se crea con la reforma de la ley del alquiler en 2013 y permite saber si el arrendatario al que le vamos a alquilar la vivienda ha dejado algún impago a otros propietarios y, por tanto, corremos un riesgo a la hora de alquilarle la vivienda.

No obstante, aunque puede servir como otra garantía, no todos los desahucios por impago de alquiler mediante sentencia están inscritos en el Registro. El período de caducidad es de 6 años y se pueden cancelar los datos si se paga la deuda. Funciona de forma parecida a un Registro de Morosos.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad