Recurrir un despido improcedente: readmisión - Attardabogados.com

Recurrir un despido improcedente: readmisión


despido improcedente barato

El despido improcedente es el que más indemnización deja al trabajador, pero también suele ser el más difícil de cobrar. Vamos a ver cuándo un despido es improcedente y a cuánto asciende la indemnización por despido.

  • El despido improcedente fue una de las grandes modificaciones de la reforma laboral en 2012.
  • Si se declara un despido improcedente, actualmente el empresario puede optar por readmitir al trabajador o por pagarle la indemnización.
  • Aunque es más caro, los empresarios lo han utilizado frecuentemente como despido express.

Indemnización por despido improcedente

Antes de la reforma laboral, la indemnización era de 45 días por año trabajado, con un límite máximo de 42 mensualidades. A partir de 2012, esta indemnización se redujo a 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades.

Hasta la entrada en vigor del Real Decreto -ley 3/2012, (el día 12 de febrero de 2012) en el despido improcedente se paga la indemnización anterior por el tiempo trabajado, 45 días, manteniendo los derechos adquiridos, y a partir de esa fecha, el resto del tiempo trabajado hasta el despido se paga a razón de la nueva normativa, 33 días.

La indemnización por el período trabajado posterior a la reforma tiene el límite de 24 mensualidades salvo que el período trabajado anterior a la reforma supere los 720 días de salario, en cuyo caso el límite estará en 42 mensualidades previo a la reforma.

Aquí puede ver cómo se hace el cálculo de la indemnización por despido improcedente.

Despido objetivo improcedente:

Puede ser que por causas técnicas, organizativas, o de producción, la empresa decida despedir a un trabajador individual (si por las mismas causas se despidiera a más de un trabajador, nos encontraríamos ante un despido colectivo).

En este caso, las causas objetivas justifican el despido, pero para que éste sea válido, tiene que cumplir unos requisitos formales:

  • Poner a disposición del trabajador, junto con la carta de despido, la indemnización que corresponde.
  • Si no lo hace, reservarse la puesta a disposición para el último día de trabajo.
  • La indemnización por despido objetivo es de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.
  • Si no se hace así, el despido objetivo puede convertirse en improcedente, teniendo que pagar entonces la indemnización anterior.

Extinción por voluntad del trabajador:

Hay algunos casos en los que se le permite al trabajador solicitar la terminación de su contrato voluntariamente con derecho a la cuantía que corresponde a la indemnización por despido:

  • Se trata de la falta o retraso en el pago de los salarios, de forma continuada.
  • También por modificaciones importantes en las condiciones de trabajo que menoscaben la integridad del trabajador.
  • Y por cualquier otro tipo de incumplimiento grave por parte del empresario.

De esta forma, la extinción voluntaria no es improcedente, pero da derecho al trabajador a cobrar una indemnización equivalente a la que se establece para ese tipo de despidos, conforme al artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores.

No pagar la indemnización por despido:

Cuando un despido se declara como improcedente por la autoridad judicial, el empresario puede optar, en el plazo de 5 días, por readmitir al trabajador, pagándole los salarios de tramitación o por despedirlo definitivamente pagándole la indemnización.

  • Si opta por la readmisión, debe pagar los salarios de tramitación, que es el sueldo dejado de percibir por el trabajador mientras se resolvía la cuestión del despido improcedente.
  • Si opta por la indemnización, el importe será la cantidad antes mencionada y no corresponderá pagar nada por los salarios de tramitación (reforma del Real Decreto-Ley de 2012).
  • Si el empresario no se decide a readmitir o indemnizar en esos 5 días, se entiende que opta por la readmisión.

De esta forma, el empresario tendrá que sopesar a cuanto ascienden los salarios de tramitación y si merece la pena pagarlos manteniendo al trabajador o pagarle la indemnización, calculando la cuantía.

El trabajador llegados a este punto no tiene nada que decidir, ya que la decisión corresponde al empresario, salvo que se trate de un representante sindical, en cuyo caso será él quién decida y tendrá la suerte de que, opte por la indemnización o por la readmisión, en los dos casos tendrá derecho al pago de los salarios de tramitación.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

3 Opiniones sobre el artículo

  1. Nerea dice:

    Mi despido fue del todo improcedente. Más que improcedente, nulo. Así se ha demostrado por sentencia. Me despidieron por estar embarazada alegando otra cosa, y no es verdad. Ahora mi jefe opta por readmisión y yo no quiero seguir trabajando en un entorno tan hostil, pero al menos se demostró que yo tenía razón.

  2. Lucas dice:

    llevo trabajando 10 años para la misma empresa. hoy me ha llegado un burofax diciéndome que me despiden por la economía de la empresa ¿puede ser improcedente?

  3. Attard Abogados dice:

    En cuestión de despidos da igual cuánto tiempo lleve en la empresa para que decidan prescindir de usted. Sería improcedente si la causa que alegan no fuera correcta, o nulo si la causa fuera discriminatoria o contraria a la ley. Por lo que comenta, parece un despido por causas objetivas, en cuyo caso la empresa debe demostrar que realmente tiene problemas económicos que le hacen tener que despedir a su empleado.

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad