Divorcio: quién se queda con la casa y los hijos

divorcio-quien-se-queda-con-la-casa-y-los-hijos

En un divorcio, quién se quede con la casa y los hijos pequeños dependerá de varios factores y del caso concreto. Por ejemplo, se pueden dar 2 situaciones:

1. Puede haber un acuerdo en la pareja para regular la situación. En ese caso, el Juez adoptará las medidas oportunas establecidas en la propuesta de convenio junto con la demanda de divorcio.

2. El problema se da cuando no hay acuerdo y nos encontramos con una separación legal o un divorcio contencioso.

Quedarse con la casa en un divorcio

Hace poco hablábamos del destino de un piso común cuando una pareja se separa y vimos que dependía de varios factores: si hay hijos menores de edad, si ha habido un desequilibrio económico durante el matrimonio, etc.

El hecho de que el Juez le adjudique la vivienda a uno de los cónyuges no significa que se cambie la titularidad de la casa, sino que ambos deberán seguir contribuyendo a las cargas y gastos del piso en mayor o menor medida, según fije el Juez.

Lo más normal es que se trate de una adjudicación temporal, mientras los hijos son pequeños o mientras en cónyuge perjudicado económicamente en el divorcio se recupera.

Otra cosa que plantea muchas dudas cuando un matrimonio se divorcia es si hay que seguir pagando la hipoteca. En principio sí, aunque dependerá de en qué situación se dé la separación.

Custodia de los hijos en un divorcio

En primer lugar, lo normal es que se dé la custodia a uno de los padres y un régimen de visitas al otro. Actualmente, hay que contemplar la posibilidad de custodia compartida si la solicita uno de los progenitores y el Juez está de acuerdo.

Los hijos menores pueden ser escuchados por el Juez y tenidos en cuenta a la hora de adoptar una decisión (normalmente, a partir de los 12 años, pero también a otras edades según la madurez del menor y teniendo que estar al caso concreto).

Se pueden solicitar informes psicosociales de los menores y la valoración del equipo técnico del Juzgado, si lo hubiere, además de la opinión del Ministerio Fiscal.

Además, se pueden solicitar medidas provisionales mientras se resuelve el divorcio, aportando siempre las pruebas documentales, testificales o de otra índole que sirvan para apoyar su pretensión.

Las medidas acordadas por el Juez en la sentencia de divorcio son medidas definitivas, que irán cumpliéndose por los cónyuges siempre (sin que haya una fecha límite).

No obstante, una vez adoptadas las medidas que se consideren oportunas, si ocurre algún cambio se puede solicitar la modificación del convenio regulador, aportando las pruebas que acrediten el cambio y dando traslado a la otra parte para que alegue lo que considere oportuno, siendo el Juez quién decida si procede o no la modificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *