Efectos de la subida de los tipos de interés sobre la economía española

Podríamos decir que esta subida de los tipos de interés por el BCE viene fundamentada por el crecimiento de la inflación en la eurozona. Pero este crecimiento de la inflación, si visionáramos país por país, podríamos ver que está motivado por las distintas características de cada economía. En el caso alemán, con una inflación del 2,1% se pueden diferenciar dos motivos que hacen creer al BCE que es el momento de la subida de tipos, como pueden ser: la mejora de la economía nacional alemana en la que el PIB ha crecido en 2010 al 3.6% o la fuerte subida del petróleo de los últimos meses que hace encarecer los bienes de consumo.
¿Pero todas las economías de la eurozona tienen la fortaleza para hacer frente a esta subida de tipos? Podríamos asegurar que no.
La situación de algunos países periféricos como España o Portugal es muy delicada debido a su endeudamiento.
subida tipos interés banco central europeo
La fotografía actual de la economía española podría definirse como “inaceptable” para un país con pretensiones de un crecimiento económico a corto plazo. Si tenemos en cuenta el grado de endeudamiento, tanto en el ámbito privado como en el público y la situación laboral que el país vive en la actualidad con una tasa de desempleo de un 20.3 %, podríamos decir que el cumplimiento de nuestras obligaciones de pago con nuestros acreedores es por lo menos dudoso. Estas dudas sobre nuestra capacidad de pago hacen que se reduzcan las inversiones en el territorio nacional tanto de inversores extranjeros, como de inversores nacionales que prefieren invertir fuera de nuestra fronteras en economías emergentes con un crecimiento del PIB disparado o en países que están dejando atrás la crisis y aumentado así sus garantías de pago o poniendo a disposición del inversor un mercado con la suficiente salud como para consumir.
La inflación en España se sitúa en un 3.6% y podría hacer pensar que esta tasa al igual que en Alemania es por el comienzo de la recuperación, pero nada más lejos de la realidad, puesto que la creciente dependencia de la economía española de fuentes de energía como el petróleo y su ya nombrado anteriormente subida de precios hace que los precios de los productos hayan aumentado, reduciendo de ese modo la capacidad de compra de los ciudadanos que ya de por si tienen una situación difícil. Si resumimos la fotografía antes mencionada, podemos citar como factores clave de la situación española el gran endeudamiento, la elevada tasa de paro y el aumento de los precios. Si le unimos a esto que los pilares de la economía española de estos últimos años como la construcción y turismo  no están en su mejor momento, estaríamos casi en disposición de asegurar la extensión de este periodo de crisis.
De este modo la subida de los tipos de interés parece incluso contraproducente para la economía española puesto que va a retraer aún más el consumo al disminuir nuestra capacidad de compra y a agravar nuestros problemas de deuda, ya que nuestra garantía de pago se verá disminuida y con ella el recibimiento de nueva inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *