Recurrir un atestado de la Guardia Civil - Attardabogados.com

Recurrir un atestado de la Guardia Civil


atestado policial

Si quiere recurrir un atestado de la guardia civil, de la policía nacional o local o de la guardia urbana, le explicamos cómo debe proceder en caso de accidente de tráfico, denuncia por lesiones, etc.

Cómo recurrir un atestado policial

El Atestado policial lo realizan las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que tienen como función principal la investigación de hechos delictivos.

De hecho, la Guardia Civil o Urbana y la Policía Nacional o Local suelen ser los primeros que conocen de lo ocurrido y los primeros que encuentran vestigios en el lugar.

El atestado es un documento donde la policía refleja sus diligencias de investigación, los hechos que han descubierto, las declaraciones que reciban y demás circunstancias relevantes.

Puede que el accidente o las lesiones no sean muy graves y vayan directamente a un juicio de faltas.

El atestado será firmado por el que lo haya extendido; las personas presentes, peritos y testigos que hubieren intervenido en las diligencias, serán invitadas a firmarlo, si no lo hicieran se expresará la causa.

Esos agentes pueden ir como testigos al juicio que se señale. Si no pudiera ser redactado, se sustituirá por una relación verbal circunstanciada que documentará el Juez o el Ministerio Fiscal, ante ellos se expresará el motivo de no haber usado la forma ordinaria.

La policía deberá dar cuenta de las diligencias practicadas al Juez o al Ministerio Fiscal en un máximo de 24 horas, salvo caso de fuerza mayor. Los que infrinjan este límite incurrirán en responsabilidad por demora.

En ningún caso, salvo el de fuerza mayor, los funcionarios de Policía judicial podrán dejar transcurrir más de veinticuatro horas sin dar conocimiento a la Autoridad judicial o el Ministerio fiscal de las diligencias que hubieren practicado.

Valor del atestado en juicio

El atestado y todo lo que consta en él solo tiene efectos de denuncia, de transmisión de una noticia criminis a la autoridad judicial competente.

Las declaraciones de la policía, de los testigos y peritos presentes en el lugar de los hechos, deberán repetirse luego en juicio oral a fin de que puedan constituir la prueba testifical.

El atestado, por tanto, no es prueba; la prueba como dato relevante para la sentencia ha de darse siempre en la fase de juicio oral. Si bien, en la práctica, los tribunales le otorgan una presunción iuris tantum de veracidad. Consulte con nuestros abogados si no está de acuerdo con el atestado y quiere recurrirlo.

El Tribunal Supremos hasta 1981 determinó que el atestado no tenía valor probatorio. A posteriori, se dijo que por las firmas de los agentes tenía un “plus-valor”. Esta tesis sería incorrecta, dado que la policía no ejerce fe pública ni tiene porqué ser imparcial.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad