Está en la página Qué hacer si Hacienda me investiga de Attardabogados.com

Qué hacer si Hacienda me investiga


derecho civil

Si se pregunta qué hacer si Hacienda me investiga, le damos algunas claves y consejos legales para pasar por este procedimiento de inspección tributaria. Por ejemplo, puede que le estén investigando por no declarar facturas, por facturas falsas, por realizar un contrato simulado, etc.

Hay que ver el caso concreto para establecer cuál es el motivo de la investigación y la mejor línea de defensa, por lo que puede consultar con un abogado o asesor fiscal para que le indique la mejor estrategia a seguir según su caso.

Qué es lo que investiga Hacienda

La simulación de un negocio jurídico, que es la declaración de una voluntad no verdadera, que se hace para que nazca la apariencia de un negocio distinto al que de verdad se realiza.

El sujeto que concierta un contrato con otro, que se le da una forma, y en el que vendedor dice ya ha recibido el precio pero realmente no es así. Es un negocio que no existe.

Es un negocio en el que se manifiesta la voluntad de otra manera. Hay una divergencia entre la voluntad y la manifestación, las partes saben perfectamente lo que quieren pero lo que se manifiesta no es lo que quieren.

Las características principales del negocio simulado son:

1. Tiene que haber una divergencia querida y deliberada entre voluntad y manifestación.

2. Acuerdo simulatorio. Hay un acuerdo entre las partes. Las dos personas se ponen de acuerdo.

3. Fin de engaño a los terceros extraños al acto. Esto se hace para engañar a terceros.

4. se puede hacer este negocio para que no embarguen o para ocultar ese bien y que no se sepa que es suyo.

Fíjese en este artículo si le mandan una inspección de trabajo por fraude laboral con contratos de trabajo.

Investigación de un fraude fiscal

Por Ejemplo: Qué tributa más, ¿una transmisión onerosa o gratuita? La gratuita, y entre extraños más. Pues algunos contribuyentes, para no pagar impuestos, utilizan la apariencia de compraventa, como si hubiera precio, aunque en realidad están haciendo una donación.

Aquí se quiere hacer otro negocio que es el verdadero y es el que está escondido. Hay 2 tipos de simulación:

Simulación absoluta: es la forma más sencilla de simulación. Consiste en que se crea la apariencia de un negocio jurídico, realmente las partes no quieren hacer nada. Aquí no hay ningún negocio oculto.

Simulación relativa: aparece un disfraz, se crea la apariencia de un negocio jurídico cuando, en realidad, lo que se quiere hacer es un negocio distinto.

Por Ejemplo: Alguien, para que no le embarguen el piso, lo pone a nombre de otra persona como si lo hubiera vendido onerosamente (porque si fuera donación se presume fraude).

Si tenemos un negocio simulado y queremos atacarlo, ¿por donde lo vamos a atacar? En el Código Civil a penas se habla de simulación, ¿Cómo lo podemos anular?

Hay 2 negocios: negocio simulado (es el que van a hacer, esto no vale porque la causa es falsa, pero el disimulado puede valer) y negocio disimulado (es el que está por debajo y de verdad quieren hacer).

Entonces el negocio disimulado, en principio, es válido porque es lo que ellos quieren hacer. Puede que el negocio disimulado no valga porque no tenga forma o cualquier otro vicio pero ese el otro problema. La causa es la intención que tengan las partes.

Inspección del negocio simulado

Hay que tener en cuenta en estos casos a los terceros adquirentes. Si son de buena fe o no.

Las partes contratantes pueden impugnar el negocio simulado, no el disimulado porque sería ir contra sus propios actos.

– Los legitimarios, que son aquellos sujetos (en el testamento) a quienes corresponde 2/3 de la herencia, son herederos forzosos.

Los herederos voluntarios, el que no es legitimario. El heredero voluntario se subroga en posición del testador y puede impugnar un negocio simulado si no tiene causa. No puede impugnar el negocio disimulado porque ese si lo quería hacer realmente el testador.

– Todo tercero que tenga un derecho subjetivo o situación jurídica amenazada por el negocio disimulado que se ha hecho, cualquier tercero que se vea dañado.

– Los terceros pueden impugnar pero no siempre. Podrán hacerlo cuando tengan un título de adquisición del titular aparente o adquieren de buena fe y a título oneroso.

Si tiene problemas con Hacienda, no dude en ponerse en contacto con nosotros para que estudiemos su caso y le podamos ofrecer las posibles soluciones.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

2 Opiniones sobre el artículo

  1. gloria rivera dice:

    hola soy estudiante de derecho y me han dejado un trabajo… muy interesante cierta y breve la informacion que me has brindado pero tengo una pregunta: si el codigo civil poco hace referencia a la simulacion, entonces mi pregunta al caso concreto puede una persona (demandante)solicitar la nulidad del negocio aparente fuera de los casos de simulacion absoluta? que otros medios legales me ofrece?

    • ¡Hola Gloria! tendríamos que estar al caso concreto, a lo que las personas que son parte en el negocio hubieran querido hacer en realidad. Sin saber más, los casos pueden ser varios: simulación relativa, absoluta, nulidad por falta de causa, o incluso rescisión por fraude de acreedores. La simulación absoluta es fácilmente atacable porque no se esconde nada debajo, pero la relativa tiene un as en la manga, no es válido el negocio simulado pero sí puede serlo el disimulado. Por lo tanto, para solicitar la nulidad del negocio disimulado, tendrás que encontrar vicios en la forma o en fondo, consentimiento, objeto o causa que lleven a pensar que el negocio disimulado tampoco es válido.

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad