Cuánto se paga a Hacienda por un premio de lotería - Attardabogados.com

Cuánto se paga a Hacienda por un premio de lotería


impuesto loteria

Les contamos cuánto se paga a Hacienda por un premio de lotería, si son uno de los pocos afortunados a los que les toca, tienen que conocer esta información.

Hace unos meses el Gobierno anunció que en 2013 llegaría un nuevo impuesto que gravaría los premios de la Lotería y Apuestas del Estado, superiores a 2.500 euros y que, con la  Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica, se ha hecho efectivo. Este “gravamen especial” entró en vigor el 1 de enero de 2013.

Hasta esa fecha, la Ley del IRPF, en su artículo 7.ñ), ahora suprimido, las declaraba exentas. A partir de su entrada en vigor, los premios de la Lotería y Apuestas del Estado, la ONCE, Cruz Roja Española y cualquier otro juego promovido por administraciones públicas, como pueden ser las Comunidades Autónomas o la Unión Europea, quedan sujetos con un tipo de gravamen del 20%. Según datos del Gobierno, con esta medida se prevé recaudar unos 824 millones para las arcas del Estado.

La retención del 20% será aplicada directamente por la propia organización del sorteo, por lo que esa parte de la ganancia no pasará por manos del contribuyente.

Cuándo se aplicará la retención de los premios de la lotería

Además, la retención sólo se practica si se gana un premio mayor de 2.500, por lo que hasta esa cantidad siguen exentos y no aumenta el precio del boleto, no teniendo por qué verse reducida la venta de los mismos.

Por otra parte, los premios no se incluirán en la base imponible del IRPF, por lo que no influirán a la hora de pedir becas o prestaciones sociales en la que uno de los requisitos sea la renta.

Por una parte, parece incluso extraño que estos premios hayan estado exentos hasta el momento, pues si la ganancia, en cierto modo inesperada, está constituida por una cantidad alta ¿por qué no contribuir con un porcentaje más o menos adecuado como es el 20 por ciento?

Sin embargo, ¿qué justifica el deber de contribuir con un 20%, cuando la cantidad que se gane sea de 3.000 euros? Parece una medida un poco desproporcionada cuando las cantidades son más bajas.
Hubiera sido más equitativo establecer unos tipos de gravamen progresivos según las cantidades a percibir.

Cuánto se paga por el premio

Analicemos más detenidamente las características de este gravamen especial, establecidas en la disposición adicional trigésimo tercera de la Ley del IRPF:

1. Premios sujetos a gravamen: Los premios de las loterías y apuestas organizadas por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado y por los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, los sorteos organizados por la Cruz Roja Española y de las modalidades de juegos autorizadas a la Organización Nacional de Ciegos Españoles. Los premios de las loterías, apuestas y sorteos organizados por organismos públicos o entidades que ejerzan actividades de carácter social o asistencial sin ánimo de lucro establecidos en otros Estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo. Por lo que se deja la puerta abierta a otros premios análogos a los anteriores.

2. El gravamen especial se exigirá de forma independiente respecto de cada décimo, fracción o cupón de lotería o apuesta premiados: estarán exentos del gravamen especial los premios cuyo importe íntegro sea igual o inferior a 2.500 euros. Los premios cuyo importe íntegro sea superior a 2.500 euros se someterán a tributación respecto de la parte del mismo que exceda de dicho importe.

Ello será de aplicación siempre que la cuantía del décimo, fracción o cupón de lotería, o de la apuesta efectuada, sea de al menos 0,50 euros. En caso de que fuera inferior a 0,50 euros, la cuantía máxima exenta señalada en el párrafo anterior se reducirá de forma proporcional. Por lo que si el premio es de 3.000 euros, serán gravados con el 20% sólo los 500 euros restantes.

3. Si el premio fuera en especie, la base imponible será aquella cuantía que, una vez minorada en el importe del ingreso a cuenta, arroje la parte del valor de mercado del premio que exceda de la cuantía exenta, 2.500 euros.

La cuantía exenta prevista en los párrafos anteriores se prorrateará entre los cotitulares en función de la cuota que les corresponda. Evidentemente, la cuantía exenta, 2.500 euros, lo está en función de la totalidad del premio y no por contribuyente.

5. La cuota íntegra del gravamen especial: será la resultante de aplicar a la base imponible del premio el tipo del 20 %. Dicha cuota se minorará en el importe de las retenciones o ingresos a cuenta a que están sujetos, conforme a los artículos 99 y 105 de la Ley del IRPF. Devengo: el gravamen especial se devengará en el momento en que se satisfaga o abone el premio obtenido.

6. No se integrarán en la base imponible del IRPF del contribuyente, además, Las retenciones o ingresos a cuenta practicados no minorarán la cuota líquida total del impuesto ni se tendrán en cuenta a efectos de la devolución por autoliquidación con resultado negativo conforme al artículo 103 de la Ley del IRPF. Esto es, no afectará a la declaración de la renta.

7. Los contribuyentes que hubieran obtenido los premios previstos en esta disposición estarán obligados a presentar una autoliquidación por este gravamen especial, determinando el importe de la deuda tributaria correspondiente, e ingresar su importe en el lugar, forma y plazos que establezca el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, salvo que el premio haya sido de cuantía inferior al importe exento, 2.500 euros, o se hubiera practicado la retención o el ingreso a cuenta mencionados.

8. Esta medida no tiene efecto retroactivo: lo establecido en esta disposición adicional no resultará de aplicación a los premios derivados de juegos celebrados con anterioridad a 1 de enero de 2013.

En fin, la norma es clara respecto al gravamen especial. No se dejan cabos sueltos y se espera que, además, ayude a la lucha contra el fraude fiscal. Aunque en principio se dijo que esta medida recaudatoria solo estaba prevista para los años 2013 y 2014, es decir, se preveía que su aplicación fuera transitoria, la disposición adicional trigésimo tercera de la Ley del IRPF no establece un plazo temporal de aplicación, por lo que habrá que estar pendientes a su funcionamiento efectivo en la situación actual en la que nos encontramos.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

1 Opinión sobre el artículo

  1. Beatriz dice:

    Hacienda quiere cobrar por todo. Encima que el hecho de que te toque un premio es uno entre un millón se llevan un porcentaje. Espero que no dure mucho tiempo.

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad