Embargo de la indemnización por despido

Algunos trabajadores nos preguntan si es posible el embargo judicial o administrativo de la totalidad de la indemnización por despido o fin de contrato, si les pueden quitar el importe completo o si, al igual que los sueldos y salarios, la cuantía se sujeta a un porcentaje o escala.

La indemnización por despido es embargable

Primero hay que ver qué es lo que se embarga exactamente. Podemos estar hablando de sueldos y salarios o de cualquier tipo de percepción.

A la empresa le habrá llegado una carta para que retenga un porcentaje de la nómina al trabajador (excluyendo el salario mínimo interprofesional) y lo ingrese a cuenta de la Seguridad Social, Hacienda, el juzgado o el organismo competente para embargar en el caso concreto.

Ese porcentaje habrá sido calculado de acuerdo con la escala del artículo 607 de la LEC (Ley de Enjuiciamiento Civil). Pero, ¿Qué ocurre cuando se liquida al trabajador y se le da una cantidad mayor?

La cuantía de la indemnización por despido no entra dentro del concepto de salario, según aclara el ET (Estatuto de los Trabajadores) y la LEC tampoco hace mención expresa a la misma en el orden establecido para el embargo.

¿Esto qué quiere decir? Pues que la indemnización es embargable en su totalidad. No se le aplica la escala de porcentajes de la LEC.

¿Pero cuándo es embargable? Cuando la orden de embargo así lo diga. Es decir, si en la orden se embargan solo sueldos y salarios, la indemnización debería quedar fuera. De igual forma, si el embargo es de cualquier tipo de percepción económica, la indemnización podría embargarse hasta la cuantía de la deuda.

De igual forma sucede con las indemnizaciones por traslados o los gastos de la actividad laboral que no entren dentro de la nómina, de acuerdo con el artículo 26 del ET.

Además, sobre este concepto aclara la Agencia Tributaria en su página web que las indemnizaciones por despido no entran dentro de la definición de salario y pueden ser embargadas sin ningún tipo de límite, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de Recaudación.

¿Qué puede hacer el trabajador ante esta detracción de su dinero? En la práctica, muy poco. Puede verificar la notificación de embargo que le envió el organismo correspondiente para ver qué conceptos se embargan exactamente y si se realiza de forma correcta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *