Limitar la responsabilidad como autónomo ante las deudas

emprendedor de responsabilidad limitada

Cuando salió la Ley de emprendedores en septiembre de 2013 explicamos por encima en qué consistía el emprendedor de responsabilidad limitada. Ahora vamos a contar de forma más detallada los motivos, ventajas e inconvenientes de esta figura y la forma en que se limita la responsabilidad.

Ventajas del emprendedor de responsabilidad limitada

Con la SRL entendemos que ya quedaba limitada la responsabilidad del empresario, entonces ¿por qué esta nueva figura?

Su finalidad, parecida a la sociedad de responsabilidad limitada unipersonal, es configurar un bien, la vivienda, como intocable, cuando tenga un valor de menos de 300.000 euros.

Es decir, el artículo 1911 del Código Civil establece que los deudores responden con sus bienes presentes, pasados y futuros, pero para las personas que se acojan a esta modalidad, no será aplicable en el caso de la vivienda.

Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En primer lugar, subsisten las cargas que tenga la vivienda antes de la creación de la responsabilidad limitada, y además, para ser oponible a terceros debe inscribirse esta condición en el Registro de la Propiedad.

Por otra parte, ya no se podrá utilizar la vivienda como aval o para pedir un préstamo en el banco, pues va a resultar inembargable una vez inscrita. También debe inscribirse en el Registro Mercantil y llevar un libro de cuentas anuales.

Si no presenta las cuentas en el plazo de 7 meses perderá el derecho a la limitación de su responsabilidad, respondiendo con todo su patrimonio, y con el de su cónyuge si estuvieran casados en ganaciales.

Sigue siendo obligatorio el capital mínimo para su constitución, 3.000 euros, salvo que el emprendedor cree la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva, en cuyo caso tendrá que tener el capital que ella misma establezca.

Tributación del emprendedor de responsabilidad limitada:

Los beneficios fiscales de los que puede aprovecharse el emprendedor serán los mismos que si tuviera una sociedad limitada o anónima, pero tributa en el IRPF en rendimientos de actividades económicas, como un autónomo normal.

Tributar por el IRPF trae como consecuencia que el tipo impositivo sea más elevado que en el Impuesto sobre Sociedades, según el nivel de renta.

También dependerán las cuentas anuales de la forma de tributación del emprendedor, por estimación directa (normal o simplificada) o por estimación objetiva, en cuyo caso se establecerá reglamentariamente la forma de cumplir con el requisito de depositar las cuentas anuales.

Igualmente los emprededores pueden acogerse al criterio de caja y no declarar el IVA hasta que hayan cobrado la factura.

¿Le interesa esta figura? ¿Tiene dudas? ¡Podemos ayudarle!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *