Faltar al trabajo para ir al médico - Attardabogados.com

Faltar al trabajo para ir al médico


faltar-al-trabajo-para-ir-al-medico

En el Estatuto de los Trabajadores no hay como tal un permiso remunerado por faltar al trabajo para ir al médico. Esta situación puede estar contemplada o mejorada por convenio colectivo.

Permiso retribuido para ir al médico

Todo el mundo tiene que ausentarse alguna vez del trabajo para acudir a una cita con el médico.

Entre los permisos retribuidos que contempla el Estatuto de los Trabajadores no se incluye el de acudir al médico y, por tanto, estas ausencias no deberían computarse como horas efectivas de trabajo.

Normalmente, estas horas que se pierden, se recuperan en otro momento o las descuentan de la nómina, aunque en algunas empresas no se tienen en cuenta si se ha tardado poco tiempo o si se justifica.

Hay convenios colectivos que recogen esta situación como una mejora o un derecho adquirido de los trabajadores. Recomendamos consultar el convenio correspondiente del sector en la provincia para saber exactamente a qué se tiene derecho o si está contemplado.

En otro caso, si la consulta va a tardar horas, se podría coger un día de asuntos propios, que normalmente están contemplados también en los convenios.

La petición se realiza por escrito, con una antelación general de entre 3 y 7 días, aunque está claro que cuanto antes se informe a la empresa, mejor, sobre todo si tiene que cubrir ese puesto de trabajo mientras el empleado no esté.

Muchos convenios colectivos también contemplan la forma de realizar la solicitud, por lo que en ese caso habrá que atenerse a lo que diga la norma especial.

Sí se contempla de manera general el permiso retribuido para que las embarazadas acudan a revisiones prenatales y clases de preparación al parto, aunque de nuevo hay que tener en cuenta lo que establezca el convenio.

En otro caso, si no se dijera nada, el artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores sí que lo contempla expresamente “por el tiempo indispensable” y siempre y cuando deban tener lugar dentro de la jornada habitual de trabajo.

Por tanto, salvo que el convenio establezca cosa distinta, faltar al trabajo para acudir al médico constituye un permiso no retribuido.

Si se acompaña a un hijo menor al médico o a un familiar del que se es personalmente responsable, también deben concederle este permiso, discutiéndose en estos casos si el permiso debe ser o no retribuido. Algunas sentencias lo contemplan como un deber inexcusable del artículo 37.3.d) del Estatuto de los Trabajadores.

En cualquier caso, queda claro que se le debe conceder, salvo causas de fuerza mayor.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad