Evitar el embargo en un juicio monitorio

derecho civil

En principio se puede evitar el embargo en juicio monitorio cuando el deudor no tiene bienes a su nombre, aunque como hemos comentado alguna vez, responde con sus bienes presentes y futuros.

Embargo en juicio monitorio

En vía civil, se trata de una reclamación de cantidad por que existe una deuda con título ejecutivo o una deuda reconocida expresamente por el deudor.

En este caso, el juicio monitorio se celebra pudiendo aceptar el pago y pagar, oponerse o no pagar (bien porque no tenga dinero o porque no pueda hacer frente a la deuda en ese momento).

Con la sentencia, se pone de manifiesto la deuda y se da un plazo voluntario para el pago, que suele ser de entre 15 y 20 días. Si el deudor no paga, se puede pedir la ejecución de sentencia.

En vía penal, el juez dictará auto decretando la fianza, desde el mismo momento en que existan indicios de criminalidad contra una persona.

En el auto –susceptible de apelación- se determinará la cuantía de la misma, que no podrá ser inferior a 1/3 de todo el importe probable de las responsabilidades pecuniarias.

El régimen jurídico de la fianza, como medida cautelar real, es común al de la fianza para la libertad provisional. Si no es prestada, se podrá proceder al embargo forzoso o a medidas más gravosas como la prisión.

Embargo para pagar las deudas

En vía civil, con la ejecución de la sentencia el juez dará un plazo al deudor para que haga una lista de sus bienes y procederá al embargo y subasta según la cuantía de la deuda. Los avalistas también pueden verse embargados como deudores.

En vía penal, el embargo consiste en una afección provisional y anticipada de bienes del encausado, acordada por el Juez en caso de que la fianza no fuera prestada; por tanto, el embargo tiene un carácter subsidiario.

El Juez requerirá al procesado para que señale bienes suficientes para cubrir la cantidad que se hubiere fijado para las responsabilidades pecuniarias. Si no lo hace, se requerirá a los parientes y personas que convivan con él.

En defecto de los anteriores, se procederá a embargar los que se reputen como pertenecientes al procesado, guardando el orden establecido en la LEC –cuya regulación rige prácticamente toda la materia-.

En los arts. 615 Y SS. LECr queda prevista la responsabilidad civil de terceros. El Juez, a instancia del actor civil, exigirá fianza a la persona contra quien resulte responsable, o en su defecto procederá al embargo de sus bienes.

La persona a la que se exija la fianza puede, durante el sumario, argumentar por escrito las razones que tenga para que no se la considere civilmente responsable y las pruebas que pueda ofrecer en ese sentido.

El Juez dará vista del escrito a la parte a la que interese, que propondrá también las pruebas que deban practicarse en apoyo de su pretensión. Tras la práctica probatoria de ambas partes, resolverá sobre las pretensiones formuladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *