Legalizar fincas rústicas - Attardabogados.com

Legalizar fincas rústicas


propiedades rusticas

Muchos propietarios se preguntan cómo pueden legalizar fincas rústicas que ya están edificadas pero que no han sido aprobadas por el ayuntamiento y en el plan general de ordenación urbana del municipio. Le explicamos el procedimiento a continuación.

Legalizar la construcción en un terreno

Las propiedades rústicas son inmuebles o fincas que se sitúan en suelo rústico y que se regulan por el Código Civil, dando lugar, debido a sus implicaciones económicas, como la agricultura, a lo que hoy conocemos como el Derecho Agrario.

El derecho agrario lo podemos encontrar regulado, además de en el Código Civil, en  normas específicas como la Ley de Reforma de Desarrollo Agrario, cuyo texto refundido fue aprobado por Decreto de 12 de enero de 1973, >que sustituyó a la mayor parte de la legislación hasta entonces vigente.

Y también en la Ley 19/1995, de 4 de julio, de Modernización de las Explotaciones Agrarias, necesaria por nuestra integración en la Unión Europea, que obliga a una estructuración de la empresa agraria desde el punto de vista de la competitividad propia de un mercado abierto.

Toda esta normativa nos explica que el suelo rústico debe utilizarse conforme a su naturaleza.

Cualquiera que sea la naturaleza pública o privada, la propiedad de las fincas rústicas obliga a que éstas sean explotadas conforme a su destino agrario más idóneo, realizando las obras de mejora y transformación que sean necesarias para el mejor aprovechamiento de la tierra.

Se destinan ayudas que otorga la administración pública, estatal o autonómica, a la mejora del puesto agrario, la contratación de trabajadores y a la inversión en las explotaciones agrarias y la conservación de los recursos naturales, como la tierra y el agua.

Las fincas rústicas están contempladas en la Ley de 16 de noviembre de 1979, sobre fincas manifiestamente mejorables, que comprende a las fincas que lleven al menos dos años sin cultivarse o que no se aprovechen correctamente.

La administración puede declarar un finca como manifiestamente mejorable, lo que implicará que pueden ser explotadas y la necesidad de la ocupación de los terrenos. Estas fincas pueden ser expropiadas por la administración para su mejor aprovechamiento.

Pero, ¿qué pasa si la finca rústica ha sido edificada ilegalmente y el ayuntamiento quiere derribarla? En este caso le vendrán varias multas si no derriba la casa voluntariamente.

Puede poner un recurso al ayuntamiento, y puede iniciar un procedimiento civil para solicitar una medida cautelar que le permita conservar la vivienda hasta que se resuelva el procedimiento (y dejar de recibir multas).

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad