Deducir los gastos de un coche siendo autónomo

como-deducir-los-gastos-de-un-coche-siendo-autonomo

Explicamos cómo deducir los gastos de un coche siendo autónomo, porque hay diferencias importantes entre la normativa del IRPF y la del IVA en este caso concreto.

Gastos deducibles autónomos

Los gastos deducibles de actividades económicas son los siguientes:

1. Consumos de Explotación: son las compras consumidas en el ejercicio de mercaderías, materias primas y demás adquisiciones corrientes de bienes efectuadas a terceros.

Precio de adquisición= el importe en factura – gastos adicionales.

2. Sueldos y Salarios: son las retribuciones, tanto dinerarias como en especie, a los empleados por sueldos, pagas extraordinarias o dietas, utilización de vehículo o de vivienda, pago del colegio de los hijos y otras.

Importe del salario-gastos deducibles por seguridad social, por formación del personal, por planes de pensiones del trabajador, indemnizaciones o seguros.

3. Arrendamientos y Cánones: son los gastos originados por el alquiler de bienes muebles o inmuebles, así como las cantidades satisfechas por el derecho de uso de patentes, marcas y demás manifestaciones de la propiedad industrial.

4. Reparaciones y conservación: son los gastos para el sostenimiento del inmovilizado de la empresa.

5. Servicios de Profesionales Independientes: cuando el empresario o profesional utiliza a otros profesionales como abogados, economistas o auditores. Es el importe que se satisface a los profesionales, como sus honorarios, por los servicios prestados a la empresa.

6. Suministros: consumo de energía, agua, teléfono y cualquier otro abastecimiento que no tenga la cualidad de almacenable.

7. Tributos: son los impuestos no repercutibles, siempre que incidan sobre los rendimientos computados o los bienes productores de los mismos y no tengan carácter sancionador.

8.Gastos financieros: los gastos derivados de préstamos para la financiación de las actividades de la empresa.

9. Otros gastos fiscalmente deducibles: como el transporte, las amortizaciones, los seguros por enfermedad o accidente del personal, los servicios bancarios, la suscripción a revistas que tengan que ver con el objeto de la actividad, la publicidad y otros gastos, aunque en estos casos habrá que estar a la Ley para saber exactamente qué supuestos pueden ser encuadrados como gastos deducibles y cuáles no.

Aquí es donde entran los gastos deducibles de un coche o una moto. En los pagos fraccionados del IRPF, el vehículo debe estar un 100% afecto a la actividad para poder deducir los gastos, mientras que en IVA se puede deducir un 50%. Si tiene dudas, puede consultar con nuestros asesores fiscales.

2 comentarios sobre “Deducir los gastos de un coche siendo autónomo”

  1. Muy chula esta entrada, aprovecho para felicitaros por esta página, que os he encontrado por internet y me parecen todos los contenidos muy interesantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *