Herederos - Attardabogados.com

Herederos

Es heredero el que sucede a título universal. Sucede en el bloque total de los bienes, derechos u obligaciones transmisibles del causante, o en parte alícuota de los mismos.

En cambio, el legatario sucede al causante en determinados bienes o concretas relaciones jurídicas, sean ya existentes o de nueva creación. todo ello en cumplimiento de la voluntad testada del causante.

Además, ante las obligaciones y deudas del causante, el legatario sólo responde con el bien o derecho concreto legado.

El heredero es quien ha de desempeñar las funciones de liquidación, administración y gestión de relaciones jurídicas subsistentes a la muerte del causante; asimismo, es quien tiene la obligación de cumplir con los legados. Si una vez realizadas todas esas funciones quedan bienes o derechos, se transmitirán al heredero.

Hay herederos forzosos, a los que la ley reconoce el derecho a heredar el tercio de legítima, y luego están los demás herederos (voluntarios) y los legatarios, si el testador los hubiere designado.

Cuando no se haya hecho testamento, los herederos serán, según el orden marcado en el Código Civil: los hijos, los padres, el cónyuge, los colaterales y los demás parientes hasta el cuarto grado y, en defecto de todos ellos, el Estado.

Formas de aceptar una herencia:

El heredero puede aceptar la herencia pura y simplemente subrogándose en la posición del causante. Así, responde de las obligaciones del causante no sólo con los bienes de la herencia, sino también con los suyos propios.

Por el contrario, el legatario no es un continuador de las relaciones jurídicas del causante y sólo adquiere bienes y derechos particulares. No se hace cargo de las deudas.

Ahora bien, cabe que el testador haya impuesto al legatario el pago de alguna deuda como condición del legado. En ese caso, tendrá que hacerse responsable de la misma para recibir el legado.

El acreedor no pierde acción contra el heredero, que responde con todos sus bienes, salvo que acepte quedar solo vinculado con el legatario, que responde solo con el bien legado.

Ahora bien, lo mejor que se puede hacer en caso de que haya deudas en la herencia es aceptarla a beneficio de inventario. Esto significa que con el importe de la herencia se hará frente a las obligaciones del causante. Si quedara remanente, se pagan los legados. Y, lo que quede tras pagar las deudas y los legados, corresponderá al heredero.

Si, una vez realizada esa liquidación, aparecen nuevos acreedores de la herencia, los acreedores solo podrán dirigirse contra los legatarios. Los legatarios responderán proporcionalmente según el valor de su legado y, hasta el límite de su valor.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online