Hijos como testigos en el juicio de divorcio - Attardabogados.com

Hijos como testigos en el juicio de divorcio


hijos-como-testigos-en-el-juicio-de-divorcio

La declaración de los hijos menores como testigos en el juicio de divorcio es algo que suele preocupar mucho a los padres, sobre todo porque el hijo es menor y todavía no tiene totalmente desarrolladas sus capacidades, por lo que no se sabe cómo va a afrontar esta situación.

¿Pueden declarar mis hijos en el juicio?

Explicamos en este artículo cuándo puede declarar el menor en juicio y si se les puede evitar el pasar por ese trance en caso de que ninguno de los dos padres quiera que declare.

La edad a partir de la cual el menor puede ser escuchado por el juez y tenido en cuenta para la resolución del caso se ha fijado en los 12 años.

Antes de esa edad, y como regla general, no se escucha al menor de 12 años salvo que sea realmente imprescindible y que, a juicio del Juez, sea lo suficientemente maduro para aceptar su declaración.

Decimos que el menor puede declarar como testigo en elementos esenciales del matrimonio o de la convivencia, porque hay que buscar su mayor beneficio en las cuestiones que le afecten directamente.

En este punto, hay que distinguir el divorcio de mutuo acuerdo del divorcio contencioso. La normativa (Ley de Enjuiciamiento Civil y Código Civil) expone que el Juez dará audiencia a los menores cuando:

– Lo crea conveniente o lo pida el Ministerio Fiscal, las partes o miembros del Equipo Técnico Judicial.

– O a petición del propio menor, que tenga suficiente juicio.

– Si el procedimiento es contencioso y se estima necesario por las personas antes mencionadas, se oirá a los hijos menores si tuviesen suficiente juicio y a los mayores de doce años.

En todo caso, el Juez debe velar por el cumplimiento del derecho del menor a ser oído para determinar el régimen de guarda y custodia, o para adoptar medidas sobre su educación o cuidado.

¿En qué consiste la exploración del menor?

La exploración del menor en estos procedimientos se realiza de la forma menos lesiva posible y, para ello, también se pueden adoptar medidas que protejan sus intereses.

Normalmente, solo hablará quién esté interrogando y el menor, aunque puede haber presentes especialistas si fuera necesaria su intervención.

Dependiendo de las circunstancias concretas del caso, el Juez podrá decidir desalojar la sala y que solo estén presentes él mismo y el Ministerio Fiscal.

En otras ocasiones, una de las partes puede pedir al menor (por ejemplo, con 15 o 16 años) que acuda al Juicio para declarar su voluntad (con quién quiere estar y porqué) si no hubiera buena relación.

En definitiva, con respecto a los menores, y al tratarse de un asunto tan delicado, siempre habrá que estar al caso concreto.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad