Cuántas horas extras se pueden hacer al año

jornada-laboral

En España encontramos diversos tipos de jornada laboral que dependerán sobre todo del contrato que ofrezca la empresa al trabajador, según las necesidades de la misma, y del convenio colectivo que sea aplicable al sector.

Echar horas fuera de la jornada laboral

Según el contrato, podemos encontrarnos con los siguientes tipos de jornada de trabajo:

1. Jornada completa: la cual será una jornada en la que no podremos trabajar más de 45 horas semanales aun incluyéndose las horas extraordinarias que hayas podido hacer en esa semana.

Aunque en España la jornada laboral normal es de 40 horas, la normativa dice que se pueden trabajar como máximo 9 horas diarias en la misma empresa.

2. Jornada intensiva: se realizará toda la jornada de una sola vez, con un descanso de media hora como máximo para poder comer algo o para descansar.

3. Jornada partida: Se realiza el trabajo con un descanso entre el principio y el final de la jornada.

4. Turno rotativo: se utiliza para poder ir rotando entre los trabajadores y que así puedas cubrir todos los turnos que hay en el día. La rotación se realiza en los turnos de mañana, tarde y noche.

5. Jornada nocturna: son las horas comprendidas entre las 22:00 de la noche y las 06:00 de la mañana, en las cuales tienes que estar trabajando.

En este horario siempre tiene que haber un plus de nocturnidad reflejado en la nómina del trabajador.

6. Horas extra: se realizarán cuando el trabajador de su consentimiento a la empresa y cuando estas no superen más de 80 horas anuales, siempre y cuando no sean por necesidades de fuerza mayor.

Siempre tendrá que haber un descanso de 12 horas como mínimo entre la salidad del trabajo y la vuelta al día siguiente. La jornada máxima de cada trabajador será de 9 horas diarias.

En el caso de los pluriempleados este horario cambia mucho, ya que al estar en varias empresas distintas, los trabajadores no tendrán un horario límite para trabajar.

Los pluriempleados podrán superar las 9 horas de trabajo en un mismo día, siempre y cuando no las superen en la misma empresa y se distribuyan entre las dos o más empresas en las que esté trabajando.

En cambio, todas aquellas personas que estén trabajando por cuenta ajena y además de ello son autónomos y están en dos o más regímenes distintos de la seguridad social, se encuentran dentro de la llamada pluriactividad, ya que están desempeñando labores distintas en cada trabajo en los que están dados de alta.

Es algo muy normal a la hora de que un trabajador esté trabajando para una empresa con un contrato de trabajo y a la misma vez esté haciendo un trabajo completamente distinto por su propia cuenta dándose de alta como autónomo.

Sí hay que tener en cuenta las bases de cotización y las bonificaciones previstas en la normativa, a raíz de la última reforma laboral. Además, los trabajadores en esta situación no tendrán que pagar doblemente la incapacidad temporal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *