Diferencia entre jubilación anticipada y prejubilación - Attardabogados.com

Diferencia entre jubilación anticipada y prejubilación


jubilacion-anticipada

La jubilación anticipada y la jubilación parcial encuentran su nuevo desarrollo en el Real Decreto-ley 5/2013, en vigor 17 marzo 2013, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo.

Jubilación Anticipada forzosa y voluntaria

  • Antes: a los 61 años. Con la reforma, a los 63 años, o A una edad 4 años inferior a la legal en ese momento para el trabajador.
  • Por causa no imputable al trabajador. Jubilación forzosa.
  • Antes, se exigían 30 años cotizados. Con la reforma, son 33 años.
  • Estar inscrito como demandante de empleo.
  • Se pueden jubilar forzosamente las personas que hayan sufrido en su empresa una situación de reestructuración empresarial mediante la cual se haga imposible la continuidad de la relación laboral y ha de ser necesariamente como consecuencia de alguna de las causas que se estipulan en la Ley General de la Seguridad Social.
  • Además, se exige expresamente, en los casos de despido colectivo (ERE) o despido objetivo, que se haya percibido la indemnización correspondiente y su acreditación documental y, sino, que se haya interpuesto demanda judicial de reclamación de la indemnización.
  • Se crea un nuevo supuesto de jubilación anticipada por causa voluntaria, cuando se cumplan los requisitos. Edad inferior en 2 años a la edad legal de jubilación que resulte de aplicación, acreditar 35 años cotizados, que el importe de la pensión sea superior a la mínima que corresponda.
  • Coeficientes reductores de penalización o de perdida por anticipación. A raíz de la reforma, los coeficientes son por trimestre (antes eran anuales). Los coeficientes también distinguen entre si la causa de jubilación es forzosa o voluntaria.
  • Se conserva el derecho de los mutualistas por cuenta ajena, antes del 1 de enero de 1967, de jubilación a partir de los 60 años.

Jubilación anticipada de los discapacitados:

En estos casos, y dependiendo del porcentaje de discapacidad, se puede acceder a la jubilación anticipada:

  • A los 56 años, de forma excepcional, cuando la discapacidad sea igual o superior al 45% y se manifieste una reducción evidente de la esperanza de vida, por una de las discapacidades reguladas mediante Real Decreto 1851/2009, de 4 de diciembre, por el que se desarrolla el artículo 161 bis de la Ley General de la Seguridad Social.
  • A los 52 años como mínimo, cuando la discapacidad sea igual o superior al 65% y se cumplan los requisitos establecidos en la normativa de aplicación mediante los coeficientes de reducción de la edad legal de jubilación.

Jubilación Parcial:

  • Sin contrato de relevo: antes se exigía tener cumplidos los 65 años y reducir la jornada de trabajo entre un 25% y un 75%. Con la nueva normativa, hay que tener cumplidos 67 años, o 65 si se tienen 38,6 años cotizados, y reducir la jornada entre un 25 y 50%.
  • Con contrato de relevo: en este caso, antes era posible a los 61 años. Había que tener una antigüedad de 6 años en la empresa, 30 años cotizados, reducir la jornada entre un 25% y un 75%, hacer un contrato de relevo por el tiempo que le quede al jubilado parcial para cumplir los 65 años. Con la nueva normativa:
      • Al final del régimen transitorio serán 63 años.
      • Se exigen 33 años cotizados (no 30).
      • Reducir la jornada entre un 25 y 50%.
      • Antigüedad de 6 años en la empresa.
      • Correspondencia entre las bases de cotización entre relevista y relevado
      • Tiempo del contrato del relevista, al menos debe ser el tiempo que le falta al relevado para jubilarse legalmente.
      • Si el contrato de relevo fuera indefinido y a jornada completa, debe mantenerse al menos 2 años más del tiempo que le falte al trabajador relevado para alcanzar la edad legal de jubilación.
  • Si se incumple, el empresario será el responsable de devolver la prestación percibida por el jubilado parcial, que será indebida por incumplimiento.
  • Aunque el trabajador jubilado parcialmente realice una retribución parcial, la empresa debe cotizar por el trabajador el 100% de lo que hubiera correspondido si trabaja a jornada completa. Se establece un régimen transitorio, desde 2013 (50%), 2014 y siguientes años (+5% por cada año), hasta alcanzar el 100% en el 2022.

Diferencias entre jubilación parcial y jubilación flexible:

Desde 2002 existe la jubilación flexible, introducida por Real Decreto-Ley 16/2001, de 27 diciembre, de medidas para el establecimiento de un sistema de jubilación gradual y flexible.

La Jubilación Flexible es accesible a las personas ya jubiladas para compatibilizar su pensión por jubilación con un contrato a tiempo parcial.

La reducción de jornada debe ser entre un 25 y un 50%. Mientras se esté trabajando, se minorará la cuantía de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista, tomando como referencia a la de un trabajador a tiempo completo comparable.

Cuando se cede en el trabajo, se volverá a calcular la pensión conforme a la base reguladora que corresponda según la normativa vigente en el momento del cese en el trabajo.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad