Poner una denuncia en el juzgado

como-poner-una-denuncia-en-el-juzgado

Le explicamos cómo poner una denuncia en el juzgado de guardia, aunque también puede hacerlo en la policía. La denuncia es un documento que recoge su declaración sobre un hechos constitutivos de delito o falta.

Cómo poner una denuncia

Ante el Juzgado de Guardia hace su declaración, se la leen y le dan una copia. Usted tiene que decidir si quiere constituirse como parte de la acusación en el proceso penal, de ahí la diferencia con la querella.

En el proceso penal puede llegar a existir una pluralidad de sujetos ya que la acción penal es pública. Hemos de distinguir:

1. El Ministerio Fiscal: en su función de velar por el cumplimiento de la legalidad, tiene el deber de ejercitar la acción penal –ejercitar la pretensión punitiva- cuando existan indicios racionales de criminalidad.

Por el contrario, los siguientes sujetos que enumeramos tienen la facultad –y no el deber- de ejercitar la pretensión penal en el proceso:

2. Acusación Particular: el sujeto perjudicado u ofendido por la infracción penal puede, si así lo desea, personarse en el proceso para ejercitar pretensión punitiva.

3. Acusación Popular: cualquier ciudadano español, con independencia de su vinculación con los hechos, puede acudir al proceso penal en el ejercicio de la acción popular.

Aunque el Tribunal Supremo determine lo contrario, nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) no distingue entre acusación particular y popular.

La ley procesal sólo habla de acusación particular para referirse genéricamente a los sujetos privados de la parte acusadora.

El único precepto que se refiere claramente a la acción popular es el art. 125 de la Constitución Española (CE).

4. Acusación Privada: sólo se habla de acusación privada en los procesos penales seguidos por injurias y calumnias, pues se trata de delitos de naturaleza privada cuya persecución sólo se produce a instancia del ofendido o perjudicado.

En estos casos es dónde más visiblemente se puede retirar la denuncia o querella, porque en ese tipo de procesos donde reina el principio dispositivo, el Ministerio Fiscal carece de acción, y sólo nos encontramos con la dualidad: acusado-acusación particular.

Responsabilidad civil en la denuncia

Del hecho delictivo surge la obligación de reparar, restituir o indemnizar. Esto es, la responsabilidad civil. El perjudicado puede ejercitar la acción civil ex delicto en el mismo proceso penal, reservársela para un pleito civil posterior o renunciar a ella.

Así, en el proceso penal sólo vamos a distinguir partes civiles en cuanto que el perjudicado no se haya reservados expresamente la acción o cuando no haya renunciado a ella:

– Actor civil: sujeto que se ha visto perjudicado económicamente por el hecho, y que pretende reparación, restitución o indemnización.

Si el perjudicado no ejercita pretensión civil en el proceso, ni se reserva la acción ni renuncia a ella, el Ministerio Fiscal la ejercitará en su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *