Disolución comunidad de bienes modelo 600

comunidad de bienes

La disolución de una comunidad de bienes se hace a través del modelo 600, que sirve para liquidar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos documentados (ITPAJD) en la Comunidad Autónoma en la que esté situada la comunidad de bienes.

La comunidad de bienes se origina por la concurrencia de un supuesto de hecho apto para ello. Desde este punto de vista, pueden distinguirse dos grandes tipos de comunidades: las que tienen un origen legal y las que se constituyen en virtud de un negocio jurídico.

Disolución de la comunidad

Sin perjuicio de que la situación de comunidad pueda desaparecer por diferentes causas referentes a:

– La desaparición de la cotitularidad o del objeto (por ejemplo, consolidación o reunión en una sola mano de los diversos derechos; destrucción de la cosa o renuncia de todos los comuneros).

– La atención del Código civil se centra en la extinción de la comunidad por división de la cosa común.

Cada comunero tiene el derecho o facultad de reclamar la división de la cosa común en cualquier momento, haciéndolo siempre conforme a las reglas de la buena fe.

La división de la cosa común significa en realidad la disolución de la comunidad, siendo aquella división uno de los modos de lograrla, aunque no el único.

Cabe que, en el caso de que la comunidad comprenda más de un objeto, la extinción se produzca mediante la formación de lotes.

Se considera válido elpacto de conservar la cosa indivisa, siempre que sea por tiempo determinado y que este tiempo no exceda de diez años, prórrogables.

Aun existiendo pacto, si media justo motivo debe de poderse pedir la división. Si no se ha pactado más que la indivisión pero no el plazo, la división puede pedirse en cualquier momento.

Constituye también límite de la facultad divisoria la indivisibilidad de la cosa común cuando: si la división se hiciera, resultara la cosa inservible para el uso al que se la destina; y cuando la cosa es esencialmente indivisible por naturaleza.

La jurisprudencia también excepciona el caso de que la cosa desmerezca mucho por la división material. En cualquier caso, para proceder a la liquidación y disolución de la comunidad hay que utilizar el modelo 600, referido al impuesto sobre transmisiones patrimoniales.

Clases de comunidades de bienes

La comunidad de bienes de origen legal aparece impuesta por la ley cuando se da un determinado supuesto de hecho. Por ejemplo en el caso de que existan varios herederos.

La comunidad de bienes es de origen negocial cuando se crea en virtud de un negocio jurídico celebrado por dos o más personas con este fin. El Código civil admite esta forma de creación.

¿En qué se diferencia la comunidad de la sociedad, en la que hay también puesta en común de bienes para partir las ganancias?

En la sociedad hay un patrimonio que sirve para el ejercicio de una actividad con la que conseguir un lucro o ganancia partible entre los socios: es un patrimonio en movimiento.

En cambio, en la comunidad existe un patrimonio en reposo o estático, los comuneros se limitan a la mera conservación, disfrute o utilización del mismo.

Los derechos y obligaciones de los comuneros son:

La situación de comunidad crea entre los comuneros una serie de relaciones jurídicas, en virtud de las cuales se distribuyen entre ellos los derechos y las obligaciones relativas a esa situación, que podemos agrupar en torno a los siguientes conceptos:

a) Uso y disfrute.

b) Administración.

c) Conservación y mejora.

d) Posesión.

e) Alteraciones.

f) Disposición.

g) El derecho de cada comunero sobre su cuota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *