Denunciar un número de teléfono

denuncia y querella

Si le molestan con llamadas ocultas le explicamos cómo denunciar un número de teléfono en la policía, además de otros delitos que lleven aparejados como insultos o amenazas a través del teléfono fijo o móvil.

Quién puede denunciar y por qué delito

La denuncia, regulada en los arts. 259 a 269 LECr, es una simple declaración de conocimiento dirigida a un órgano jurisdiccional acerca de unos hechos presuntamente delictivos –que revistan el carácter de delito público, perseguibles de oficio-.

Esa declaración del sujeto, sobre hechos presenciados o conocidos de cualquier forma, se realiza ante la autoridad competente –policía, fiscalía- sin necesidad de cumplir formalidades rígidas.

El denunciante puede ser toda aquella persona física que tenga conocimiento de un hecho punible y que esté obligada a ponerlo en conocimiento de la autoridad. Se establece el deber de forma particular para determinadas personas, por razón de su cargo u oficio; caso de los médicos y funcionarios.

Están exentos del deber de denunciar:

Por falta de capacidad: los impúberes y los que no gocen del pleno uso de su razón.

Por razón de parentesco: el cónyuge del delincuente, sus ascendientes y descendientes consanguíneos o afines, y sus colaterales.

Por razón de secreto profesional: abogados, procuradores, eclesiásticos o ministros de culto, respecto de los hechos que le fueren puestos en conocimiento en el ejercicio de sus funciones.

Cómo denunciar a un teléfono

La denuncia no tiene porqué dirigirse frente a una persona determinada. Es más, lo normal es que se relaten simples hechos y que, a posteriori, sea en instrucción penal cuando se averigüe al presunto responsable.

Es decir, se pedirán registros a la compañía de teléfono sobre el número que ha hecho la llamada hasta averiguar quién es el propietario.

El contenido de la denuncia se limita a una simple e informal exposición de los hechos aparentemente delictivos y de sus circunstancias. Puede hacerse por escrito u oralmente y, personalmente o por medio de mandatario con poder especial.

Si se hace por escrito, será firmada por el denunciante o persona a su ruego; si fuera verbal, se extenderá acta que será firmada por el declarante y por el funcionario o autoridad que la reciba.

La denuncia puede presentarse ante un juez –lo normal, el Juzgado de Guardia-, ante la policía o, incluso, ante el Ministerio Fiscal. No se permite la denuncia anónima, aunque en la práctica se da mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *