Me han detenido por denuncia falsa - Attardabogados.com

Me han detenido por denuncia falsa


detención

Si le han detenido por denuncia falsa, le explicamos qué puede hacer. En principio, la detención es una medida cautelar personal que se materializa en una privación de libertad temporal del sospechoso para su posterior puesta a disposición judicial.

Detención por denuncia falsa

La detención está regulada en el art. 17.2 CE y arts. 489 y ss. LECrim, y en la práctica, aunque puede autorizarla el propio juez, suele ser realizada por la policía sin su intervención. En el procedimiento abreviado también puede ordenarla el Ministerio Fiscal.

En principio, por poner una denuncia falsa no se acuerda la detención del denunciante, aunque hay que estar al caso concreto y a la magnitud de la acusación para estar seguros.

La detención debe durar el tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos.

Ahora bien, la LECrim y la propia Constitución Española establecen unos límites temporales:

– El art. 496 LECrim dice que el particular o agente de Policía que detuviere a una persona deberá ponerla en libertad o a disposición judicial dentro de las 24 horas siguientes.

– El art. 520 LECrim y la CE, establecen un plazo de 72 horas, que en casos de terrorismo puede incrementarse en otras 48 horas.

Hay quienes interpretan que la CE –rango superior y más moderna que la LECrim- habría modificado la LECr. Otros opinan que la CE ha establecido una duración máxima que la ley ordinaria podría restringir.

Lo cierto es que, en la praxis, todas las detenciones tienen como horizonte máximo las 72 horas y no se tiene en cuenta la previsión más favorable de 24h de la LECrim.

Derechos del detenido

Los derechos del detenido están pensados para la detención realizada por la policía. Obviamente, el particular que detiene raramente sabe de estas cuestiones.

Básicamente, el estatuto del detenido del art. 520 LECrim, se concreta en el derecho a:

– Que la detención se practique de la forma que menos lo perjudique en su persona, reputación y patrimonio.

– Ser informado, de forma fácil y clara, de: los hechos imputados, las razones de la detención y de los derechos que le asisten.

– Guardar silencio, no contestar, no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable.

– Designar abogado o solicitar uno de oficio, para la práctica de las diligencias de declaración y reconocimiento de la identidad de que sea objeto.

– Poner en conocimiento del familiar, o persona que desee, el hecho de la detención y el lugar de custodia en que se halle en cada momento.

– Ser asistido gratuitamente por un intérprete –si no supiera castellano- y a ser reconocido por el Médico Forense.

Clases de detención

Dentro de la detención, podemos distinguir una comunicada y otra incomunicada. La primera, respeta el estatuto del detenido establecido en el art. 520 LECr.

La detención incomunicada, prevista en el art. 527, es acordada por el Juez ante el riesgo de una posible destrucción de pruebas. Así, el detenido se ve privado del derecho a la llamada telefónica y del derecho a elegir abogado de confianza –se le asignará de oficio-.

Se quiere evitar que el detenido expida órdenes a sujetos del exterior para manipular los elementos del caso.

Siempre es conveniente consultar con un abogado para ver su caso concreto y cómo recurrir una denuncia falsa en caso de que usted haya sido acusado injustamente de algún hecho que no ha cometido.

¿En qué casos se procede a la detención?

Nadie podrá ser detenido fuera de los casos previstos en la ley. Sin embargo, hay supuestos en los que cualquier persona puede detener y casos en los que la policía tiene tal obligación.

Cualquier persona puede detener a otra siempre y cuando:

Intente cometer un delito, en el momento de ir a cometerlo.

– Delincuente in fraganti.

– Fugado de establecimiento penal en que se halle extinguiendo condena, detenido o preso por causa pendiente.

– Fugado mientras era conducido al establecimiento o lugar de detención o cumplimiento de condena.

– Procesado o condenado que estuviere en rebeldía.

El particular que detenga a otro justificará haber obrado en virtud de motivos racionalmente suficientes para creer que el detenido se hallaba comprendido en alguno de los casos antes mencionados.

La Autoridad o agente de Policía judicial, tendrá obligación de detener al:

– Que se halle en cualquiera de los casos del art. 490 LECr.

– Procesado por delito al que corresponda pena de cárcel de más de 3 años.

– Procesado por delito al que corresponda pena de cárcel de menos de 3 años, siempre que se dude su comparecencia en juicio.

– Sospechoso de haber cometido o participado en un determinado delito.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

0 Opiniones sobre el artículo

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad