La Infanta Cristina imputada

infanta cristina imputada
La infanta Cristina posible imputada en caso Noos.

La Infanta Cristina puede ser imputada en el caso “Noos” después de mucho tiempo de deliberaciones y, aunque por el momento parece que su declaración va a ser retrasada, son muchas las dudas que surgen, no solo por su implicación, sino por ciertos conceptos procesales como: qué significa que la infanta  Cristina sea imputada, porqué no se la llamó de testigo o cual es el siguiente paso en el caso.

La parte acusada en un proceso penal se denomina de muchas maneras: inculpado, presunto culpable, procesado, reo, querellado, acusado o imputado, lo que puede llevar a cierta confusión en cuanto qué parte del proceso nos encontramos o qué significado tiene esa condición que se les da a los sujetos.

El imputado, en definitiva, es la parte pasiva necesaria frente a quien se ejercita la acción penal y se dirige el proceso. Es parte necesaria, pues sin ella no cabe abrir la fase de juicio oral, pero vamos a ver más detenidamente las diferencias que hay entre los distintos sujetos, atendiendo a las fases del proceso:

Testigo

En tanto discurren las investigaciones sin haber encontrado indicios racionales de criminalidad contra una determinada persona, los sujetos actuarán ante el tribunal como meros testigos. El testigo, a diferencia del procesado o imputado, está obligado a declarar y a decir verdad.

Precisamente por la diferencia existente entre el estatuto jurídico del testigo y del procesado, es necesaria una imputación formal tan pronto como aparezcan indicios de criminalidad.

Imputado o procesado

Si, como consecuencia de las diligencias practicadas, en el sumario aparecen indicios racionales de criminalidad contra determinada persona, se dictará auto declarándola imputada, que es lo que ha pasado con la Infanta Doña Cristina.

El auto de procesamiento se regula en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y es una declaración formal por la que se hace saber al sujeto que contra él se sigue un proceso y que tiene derecho a defenderse.

De esta manera, se evitan acusaciones sorpresivas tras la terminación de la investigación, y el mero sospechoso o testigo pasa a tener un estatuto distinto, pudiendo no confesarse culpable y guardar silencio.

Sólo puede hablarse de “auto de procesamiento” en el juicio ordinario por delitos graves.

En el procedimiento abreviado, el juez debe imputar el hecho presuntamente delictivo e informar de sus derechos al sujeto inculpado, en la primera comparecencia que realice ante el órgano jurisdiccional.

El Acusado

Una vez terminada la instrucción y, presentados los correspondientes escritos (de calificación provisional en el ordinario o de acusación en el abreviado), el juicio se celebra contra la persona que es, específicamente, objeto de acusación en los mismos.

Sin acusación formal de una de las partes (Fiscalía, acusación particular, o acusación popular) no puede abrirse la fase de juicio oral y el juez debe archivar la causa.

Condenado

Existe un condenado cuando una sentencia declara la existencia de responsabilidad penal, y la atribuye a un determinado sujeto identificado como culpable.

El Reo

Reo es aquel sujeto que se halla cumpliendo una condena privativa de libertad en centro penitenciario, o medida de seguridad en centro especializado.

En definitiva, aun estamos en una fase muy temprana del procedimiento. Se habrán visto indicios suficientes para la imputación pero aun no hay nada decidido.

3 comentarios en “La Infanta Cristina imputada”

  1. Que situación tan difícil tiene en la actualidad la casa real. Vamos a ver como termina todo con el caso NOOS.

  2. Yo creo que no es correcto lo que están haciendo con la infanta. Si hay indicios para la imputación, deberían imputarla o llamarla a declarar. Es cierto que el caso noos es controvertido, por todo lo que implica que ella sea infanta pero sigue siendo persona y tiene que ser juzgada.

  3. Ya decía el rey que la justicia es igual para todos… de todas formas yo creo que la infanta y urdangarín ya tenían suficiente dinero para vivir el resto de sus vidas tranquilamente, no sé a qué viene tanta avaricia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *