La Legítima - Attardabogados.com

La Legítima

La legítima es una imposición establecida por el legislador en el Código Civil, al causante o testador, en beneficio de las personas más cercanas o allegadas a él y que forman parte, en consecuencia, de su círculo familiar.

Legítima es la porción de bienes de que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos, llamados por esto herederos forzosos.

¿Quiénes son los herederos forzosos?

Herederos forzosos son los descendientes, en defecto de ellos sus ascendientes y, concurriendo en todo caso con unos y otros, el cónyuge viudo. A ellos les corresponde la legítima en defecto de los otros.

Son legitimarios los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes. Los supuestos de premoriencia, indignidad o desheredación del descendiente, convierten en legitimarios a sus descendientes más próximos en grado.

Si no hay hijos o descendientes, son legitimarios los padres o ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.

En cuanto al cónyuge viudo, su legítima, siempre consiste en el usufructo y éste es variable según los legitimarios con quienes concurra. si concurre con hijos, el usufructo será del tercio de mejora. Si es con padres, de la mitad de la herencia.

¿Es obligatoria la legítima?

La legítima restringe la facultad dispositiva del testador, quien aunque no lo desee o lo considere injusto, ha de respetarla a favor de sus herederos forzosos.

Las causas de desheredación están muy restringidas en el Código Civil: negar alimentos de forma injustificada a los padres o a los hijos, maltratar o injuriar gravemente a la persona, haber perdido la patria potestad, incumplir grave y reiteradamente los deberes conyugales o atentar contra la vida del cónyuge, entre otras causas legítimas.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online