La oficina judicial

oficina judicial

¿Qué es la oficina judicial? Y ¿Qué hay de realidad en ella?

En 1978 se empezó a dar un desmantelamiento del régimen anterior (dictadura) en donde los jueces eran nombrados de manera directa. A partir de ahí, se pretendía conseguir un Poder judicial independiente. ¿De qué manera? interfiriendo en los nombramientos o en la selección de los jueces.

Esta es en realidad la misión del CGPJ; salvaguardar la independencia del poder judicial. Así, la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) de 1985, cambia la forma de nombramiento de los miembros del Consejo General del Poder Judicial.

Se da la necesidad de centrar el trabajo en la mejora de la administración de justicia, que es lo que nos interesa a todos, ya que es el campo en que nos movemos. Y conseguir, así, que se preste una justicia que sirva para dar una buena tutela judicial efectiva, dando los instrumentos y medios materiales a los jueces para, como miembros de los órganos del poder judicial, llevar a cabo su función.

Pero ello no quiere decir que los problemas hayan desaparecido. Existen problemas sin resolver como:

– España tiene el mayor porcentaje de litigios por habitante de la Unión Europea.

Posible solución: hay un proyecto de reforma de la LEC y la Lecrim para introducir medidas de racionalización.

-Tenemos un déficit de jueces (pero tenemos la tasa de funcionarios más alta de toda Europa).

Posible solución: No se puede aumentar el número de plazas convocadas al año para este cargo, por razones económicas.

Cada juzgado tiene un coste de 360.000 Euros. Se podría desvincular el binomio juez/juzgado, para que haya más jueces en el mismo juzgado y poder agilizar los asuntos, haciendo un reparto leal de las funciones.

Todo ello indica que algo esta pasando. La oficina judicial moderna necesita otra estructura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *