Laboral

El derecho laboral se dedica a la regulación de los contratos de trabajo, los despidos, el estatuto del trabajador y otra información laboral relevante como los expedientes de reclamación al FOGASA. Engloba tanto a los trabajadores por cuenta propia como por cuenta ajena.

EL CONTRATO DE TRABAJO

Se formaliza por escrito, entre el empresario y el trabajador, debiendo incluir los datos identificativos de las partes, el objeto del contrato que especifica el trabajo que se va a desempeñar, la retribución que se pacte, tanto dineraria como en especie (la retribución en especie se refiere, por ejemplo, al uso de vivienda para el trabajador o uso de vehículo, pago del colegio de los hijos de trabajador, entre otras), así como la duración del contrato.

También se puede pactar un período de prueba, que se considerará como antigüedad del trabajador en la empresa, si se pasa este período, que no podrá ser superior a 6 meses para los técnicos titulados y a 2 meses para el resto de trabajadores.

Para que una persona física pueda ser contratada tiene que cumplir los de los siguientes requisitos:

-Tener plena capacidad de obrar, ser mayor de edad, es decir, tener 18 años o más o ser menor de edad legalmente emancipado (por matrimonio, por concesión de los padres o concesión judicial) o, cuando se tengan más de 16 años pero menos de 18, los menores que vivan de forma independiente o con el consentimiento de sus padres o tutores.

-También puede ser contratado el extranjero, de acuerdo con la legislación específica.

-Si se contrata a un trabajador menor de edad, éste no puede realizar trabajos nocturnos (es decir, entre las 22:00 horas y las 06:00 horas), insalubres o peligrosos, tampoco horas extraordinarias ni más de 8 horas al día de trabajo efectivo.

EL CONVENIO COLECTIVO

El Convenio Colectivo de una empresa es fruto de la negociación entre empresarios y trabajadores sobre la forma de trabajo y la productividad.

No obstante, hay ciertos derechos del trabajador que debe respetar el convenio colectivo, si bien puede regular la forma en que se ejercitan: derecho de huelga, la reunión, la libre sindicación, la duración del período de prueba (sin exceder el límite legal), la concesión de los permisos oportunos o la promoción y formación profesional en el trabajo.

RELACIONES LABORALES ESPECIALES

Necesitarán de un estudio a parte las relaciones laborales, denominadas de carácter especial, por tener sus particularidades respecto a las relaciones laborales normales que mencionamos antes. Son:

  1. El personal de alta dirección,
  2. Los deportistas profesionales o de alto nivel
  3. Artistas
  4. Representantes de comercio
  5. Empleados de hogar
  6. Trabajadores del mar
  7. Minusválidos en centros especiales de empleo
  8. Penados de instituciones penitenciarias
  9. Estibadores portuarios
  10. Abogados que presten sus servicios en despachos individuales o colectivos
  11. Residentes para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud

TRABAJADORES AUTÓNOMOS

Los profesionales que se den de alta como autónomos en el epígrafe que corresponda según la actividad que vayan a desarrollar, también tendrán su régimen especial y deberán cotizar según la base de cotización que hayan elegido.

Se establece desde este año 2013 una bonificación en la cuota para las personas menores de 30 años que se den de alta como autónomos, además de otras mejoras para el fomento de los emprendedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *