Solicitar la libertad provisional

libertad provisional

Explicamos cómo solicitar la libertad provisional, regulada en los arts. 528 y ss. LECrim, que suele ser decretada por el Juez cuando, atendidas las circunstancias, no procede la prisión preventiva pero se temen ciertos riesgos para el proceso.

Libertad provisional bajo caución

Cuando no se hubiera acordado la prisión provisional del imputado, el juez decretará si el imputado ha de dar o no fianza para continuar en libertad provisional.

Así, el encausado queda en libertad pero sujeto al cumplimiento de una serie de obligaciones accesorias que, como fin último, se dirigen a asegurar su comparecencia en las actuaciones procesales.

La LECr prevé que la libertad del encausado pueda condicionarse a la prestación de fianza y a la obligación de comparecer ante el Juez; así, lo que se pretende es garantizar la presencia del sujeto en juicio oral.

Libertad bajo fianza

El Juez decretará la medida mediante auto, en el que fundará los presupuestos procesales de toda medida cautelar y, en su caso, fijará la calidad y cantidad de la fianza que deba prestarse.

La cuantía de la fianza variará según la naturaleza del delito, estado social y antecedentes del procesado y demás circunstancias que puedan influir en su mayor o menor interés para abstraerse de la Justicia.

La fianza se cancelará por muerte del procesado, decreto de prisión, sentencia o auto absolutorio o sentencia de condena –cuando el condenado se presente para cumplirla.

Comparecencia periódica

Siempre que el Juez acuerde la libertad provisional, con o sin fianza, el inculpado constituirá apud acta obligación de comparecer en los días que le fueran señalados y cuantas veces fuera llamado ante el Juez o Tribunal que conozca de la causa.

Estas comparecencias tienen una periodicidad variable, según el mayor o menor riesgo de fuga u ocultación. En la práctica suele ser frecuente señalar los días 1 y 15 de cada mes.

El incumplimiento del deber de comparecer origina la pérdida de la fianza que, en ese caso, se destinará a sufragar los gastos de la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *