Demanda por incumplimiento de contrato de arrendamiento

contrato

Le asesoramos sobre cómo poner una demanda por incumplimiento de contrato de arrendamiento cuando el inquilino no paga las rentas o cuando incumple el contrato por los motivos establecidos en la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Incumplimiento del contrato de arrendamiento

El principal incumplimiento del contrato de alquiler es el impago de las rentas, aunque también puede haber incumplimiento si se hacen obras sin permiso del propietario o si se subarrienda la vivienda estando prohibido.

En cualquier caso, una vez producido el incumplimiento hay que poner una demanda en el Juzgado de primera instancia del municipio en que se encuentre la vivienda.

Hacemos una distinción aclaratoria:

Son contratos administrativos y, por tanto, públicos, aquellos que la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP) tipifica como contratos del sector público, siempre y cuando sean celebrados por una Administración pública en sentido estricto.

También lo son otros contratos distintos pero vinculados al giro o tráfico específico de la Administración contratante, por satisfacer de forma mediata o inmediata una finalidad pública de la específica competencia de aquella o por declararlo así una ley, estos son contratos administrativos innominados o especiales.

Los contratos administrativos se rigen por el Derecho administrativo, sea por sus reglas especiales o las generales de la LCSP y, supletoriamente, las demás de Derecho administrativo. Sólo en su defecto se aplica el Derecho privado.

El orden jurisdiccional competente para conocer de las controversias en relación con estos contratos es en todo caso el contencioso-administrativo.

Son los contratos celebrados por entes, organismos o entidades del sector público que no reúnan la condición de Administración pública y también son privados los contratos de servicios financieros, artísticos, de espectáculos y de suscripciones que celebran las Administraciones públicas.

Las entidades que celebran estos contratos están sometidas ante todo y en defecto de normas específicas a las de la LCSP y las que desarrollen esta ley (siempre que no se traten de contratos excluidos de su aplicación por el artículo 4) pero sólo en cuanto a su preparación y su adjudicación, en cuanto a sus efectos y extinción dichos contratos se rigen por el Derecho privado, civil o mercantil.

En consecuencia, los actos que se dicten por la Administración en orden a la preparación y adjudicación de estos contratos privados son actos administrativos separables y pueden ser impugnados ante la jurisdicción contencioso-administrativa mientras que una vez adjudicado ya el contrato, las controversias que surjan entre las partes sobre su cumplimiento, ejecución, interpretación o extinción corresponden al orden jurisdiccional civil, o en su caso al social.

Los contratos de arrendamiento son contratos privados, aunque se declare el arrendamiento en el IRPF, por lo que su incumplimiento debe derivar en una demanda por incumplimiento de contrato o de desahucio por impago de rentas.

Si tiene dudas, podemos asesorarle sobre la demanda, el procedimiento de desahucio y el incumplimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *