Los contratos con término y con modo

contrato con termino y modo

Los contratos con término y modo son muy específicos y necesitan de un buen asesoramiento para ver si sus cláusulas son correctas, adolecen de algún vicio o son cláusulas abusivas.

Los contratos con término: momento temporal en que finalizan (el término tiene fecha) o se inician los efectos del negocio jurídico.

El término significa que el negocio jurídico existe desde su perfección pero el ejercicio de los derechos y obligaciones se encuentran aplazados.

Clases de término:

  • Término inicial: fecha en el que se inicia el contrato.
  • Término final: fecha en que termina el contrato.
  • Término esencial: hay contratos que están vinculados esencialmente a una fecha. Por ejemplo: cantante de opera que tiene que cantar en una boda, tiene que ser ese día.
  • Fase de pendencia: estado de un juicio que está pendiente de resolución.
  • Término en el negocio testamentario: será válida la designación de día o de tiempo en que haya de comenzar o cesar el efecto de la institución de heredero o del legado. En ambos casos, hasta que llegue el término señalado, o cuando éste concluya, se entenderá llamado el sucesor legítimo. Pero, en el primer caso, no entrará éste en posesión de los bienes sino después de prestar caución suficiente, con intervención del instituido.
  • Término en los negocios de familia: no debe acompañar término a estos negocios porque afectan al estado civil de la persona.

Los contratos con modo, se refieren a la carga o gravamen que acompaña a una liberalidad o a una institución de heredero o legado. La prestación que ha de cumplir el destinatario de una atribución gratuita.

Consiste en que cuando hay un contrato con ánimo de liberalidad o un contrato constituido con heredero y legatario se les puede imponer una determinada obligación.

La prestación del gravado: ¿De carácter patrimonial?

Lo dejado de esta manera puede pedirse, y es transmisible a los herederos que afiancen el cumplimiento de lo mandado por el testador, y la devolución de lo percibido con sus frutos e intereses, si faltaren a esta obligación.

El gravado debe aceptar liberalidad y carga. El beneficiario puede ser donante, tercero determinado o genérico o el propio gravado.

La sanción por incumplimiento = posibilidad de:

  • Revocación de la donación, a instancia del donante, cuando el donatario haya dejado de cumplir alguna de las condiciones que aquél le impuso. En este caso, los bienes donados volverán al donante, quedando nulas las enajenaciones que el donatario hubiese hecho y las hipotecas que sobre ellos hubiese impuesto, con la limitación establecida, en cuanto a terceros, por la Ley Hipotecaria. Si se incumple el modo se puede revocar pero no se le puede exigir, por ejemplo, al donatario que cumpla el modo si es de carácter personalísimo pero si tiene que pagar a alguien si.
  • Devolución de lo percibido por herencia o legado modal, la expresión del objeto de la institución o legado, o la aplicación que haya de darse a lo dejado por el testador, o la carga que el mismo impusiere, no se entenderán como condición, a no parecer que ésta era su voluntad. Lo dejado de esta manera puede pedirse desde luego, y es transmisible a los herederos que afiancen el cumplimiento de lo mandado por el testador, y la devolución de lo percibido con sus frutos e intereses, si faltaren a esta obligación. Si se incumple el modo se resuelve y hay que reintegrar la donación o lo heredado.
  • Modo ilícito o imposible, no se prevé en el Código Civil. Se le da el mismo régimen que a la condición.
  • Modo testamentario imposible: cumplimiento analógico. Cuando, sin culpa o hecho propio del heredero o legatario, no pueda tener efecto la institución o el legado de que trata el artículo precedente en los mismos términos que haya ordenado el testador, deberá cumplirse en otros, los más análogos y conformes a su voluntad. Cuando el interesado en que se cumpla o no, impidiere su cumplimiento sin culpa o hecho propio del heredero o legatario, se considerará cumplida la condición.
  • Donación modal, se anula exclusivamente la prestación del gravado. Las condiciones imposibles, las contrarias a las buenas costumbres y las prohibidas por la ley anularán la obligación que de ellas dependa. La condición de no hacer una cosa imposible se tiene por no puesta.
  • Institución heredero o legado modal, se tendrán por no puestas las condiciones imposibles y las contrarias a las leyes o a las buenas costumbres se tendrán por no puestas y en nada perjudicarán al heredero o legatario, aun cuando el testador disponga otra cosa.

¿Posibilidad de exigir judicialmente el modo?

Nuestro ordenamiento considera que las obligaciones modales tienen un carácter gratuito. El modo no tiene porque ser valorable económicamente. Por ejemplo: yo te dono tanto a cambio de que vivas conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *