Movilidad geográfica derechos del trabajador

movilidad-geografica

La movilidad geográfica de un trabajador desde su empresa a otro centro de trabajo de la misma, supone el traslado permanente a otro lugar de residencia y da derecho al trabajador a aceptar dicho traslado o a solicitar la extinción de su contrato.

Traslado a otro centro de trabajo

La movilidad geográfica está regulada en el artículo 40 del Estatuto de los Trabajadores (ET), y requiere la justificación por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Además, la notificación del traslado tiene que realizarse con, al menos, 30 días de antelación a la fecha en que se deba producir el cambio, tanto al trabajador como a sus representantes legales.

  • Si el trabajador está de acuerdo con el traslado, este se producirá sin más requisitos que la percepción de una compensación por los gastos que se produzcan en cuanto a su cambio de residencia y el de sus familiares.
  • En cambio, si el trabajador no está de acuerdo, podrá solicitar la extinción de su contrato de trabajo, con derecho a recibir una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.
  • Si el trabajador no elige la extinción de su contrato pero tampoco está de acuerdo con el traslado, puede impugnar esa decisión, aunque deberá trasladarse mientras se resuelve. Si tiene dudas, puede consultar su caso concreto con un abogado.

También puede realizarse el traslado por acuerdo entre empresa y trabajador, estando entonces al contenido del documento firmado entre ambos, sin que deba existir ninguna causa que lo justifique.

Si este traslado no afectara a un único trabajador, sino que fuera colectivo, los trámites se amplían, de acuerdo con el artículo 40.2 del ET.

Diferencia entre traslado y desplazamiento:

La diferencia principal es que el traslado tiene un carácter permanente, mientras que el desplazamiento es de forma temporal (también debe estar justificado) y deberá suponer el cambio de residencia del trabajador.

  • El trabajador puede ser desplazado durante un máximo de 12 meses dentro de un período de 3 años
  • El trabajador tendrá derecho a un permiso de 4 días laborables en su domicilio por cada tres meses de desplazamiento, siendo por cuenta del empresario los gastos de los desplazamientos.
  • Si el tiempo de desplazamiento supera los 12 meses en 3 años, se entenderá que se produce un traslado a todos los efectos.

El desplazamiento también puede ser recurrido por el trabajador, de la misma forma que explicábamos para los traslados.

Despido o extinción del contrato

El trabajador se encuentra con varias opciones cuando se produce la movilidad geográfica:

1. Aceptar el traslado o el desplazamiento, sin más argumentos en contra.

2. Aceptar el traslado o desplazamiento, no estándo de acuerdo con la decisión empresarial, en cuyo caso podrá interponer demanda en la Jurisdicción Social o Laboral, en el plazo de 20 días, solicitando la impugnación de la movilidad (porque las causas no sean justificadas…).

¿Qué puede ocurrir aquí?

A) Que el Juzgado respalde su petición y, por lo tanto, la empresa deba reintegrarle en su puesto de trabajo.

B) Que el Juez no acepte su pretensión, teniendo entonces el trabajador que aceptar el traslado, sin derecho ya a solicitar la extinción de su contrato.

3. Solicitar la extinción de su contrato, percibiendo la indemnización, cuando la empresa le notifique el traslado o desplazamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *