Nombramiento de un tutor por fallecimiento anterior - Attardabogados.com

Nombramiento de un tutor por fallecimiento anterior


nombramiento-de-un-tutor-por-fallecimiento-anterior

Cuando el tutor de un incapacitado fallece, hay que realizar el procedimiento para nombrar a un nuevo tutor. En este sentido, vamos a hablar en este artículo de quién puede ser tutor y el procedimiento para el nombramiento antes y después del fallecimiento.

Nombramiento de un tutor legal

El tutor se encarga de la representación del incapacitado establecido así por sentencia.

Debe ser una persona que esté en pleno ejercicio de sus derechos civiles, que pueda desempeñar el cargo, que no tenga ninguna causa de inhabilidad ni haya sido condenado o se le haya restringido la patria potestad, que no tenga conflicto de intereses con el incapacitado, entre otras.

Además, el tutor es responsable de la administración de los bienes del tutelado y no puede coger el cargo con ánimo de lucro sobre esos bienes aunque sí puede recibir una retribución si el patrimonio del tutelado lo permite, pero el importe lo fija el Juez.

También dice el Código Civil que los padres podrán establecer por testamento que el tutor haga suyos los frutos de los bienes del tutelado (las rentas, por ejemplo) a cambio de prestarle los alimentos, salvo que el Juez, en resolución motivada, disponga otra cosa.

Además, el tutor puede llegar a estar muy controlado en sus funciones, ya que se pueden establecer medidas de control por sentencia, el Ministerio Fiscal puede solicitar informe sobre el incapacitado y hay trámites para los que el tutor debe pedir autorización judicial previa.

Entre las obligaciones del tutor, además, está alimentar al incapacitado, ayudarle a insertarse en la sociedad, informar al Juez anualmente sobre su situación y la administración de sus bienes, etc.

El Código Civil da un orden para el nombramiento de tutores y dice que se preferirá al elegido por el tutelado, antes de su establecimiento como incapacitado, al cónyuge, los padres, las personas designadas por los padres en testamento, descendientes, ascendientes o hermanos que designe el Juez.

Por tanto, los procedimientos son:

1. Que antes del fallecimiento el tutor designe a otra persona por testamento (si hablamos de padres e hijos). En ese caso, al abrir el testamento se dará cuenta del cargo y se someterá a aprobación de Juez y a adoptar las medidas que sean oportunas para ejercerlo, a escuchar motivos de oposición de otros familiares, si los hubiere, etc.

2. Para iniciar el procedimiento del nombramiento de un nuevo tutor, una vez que haya fallecido el tutor anterior y si no se ha dicho nada al respecto, hay que dirigir un escrito al juzgado que dictó la sentencia de incapacitación y nombró al primer tutor exponiéndole el fallecimiento y proponiéndose nueva tutor.

A este escrito habrá que adjuntar la sentencia de incapacidad, el certificado de defunción, un certificado de antecedentes penales, el libro de familia, y una relación de los nombres y direcciones los familiares cercanos. El nombramiento de tutor debe inscribirse en el Registro Civil.

Si hubiera conflicto de intereses o hubiera que proteger al incapacitado de alguna manera, puede proceder el nombramiento de un defensor judicial. Y todo ello puede venir relacionado con lo que explicamos en el siguiente apartado.

¡Consúltenos Ahora! Le Daremos Soluciones.

Consultas por Teléfono
807 403 167
Realice su consulta
online

2 Opiniones sobre el artículo

  1. Kussi dice:

    Soy cuidadora de mi hijo con discapacidad (24 años), qué debo hacer para que cuando fallezca yo mi hijo menor que tiene 25 años sea el cuidador, agradeceré su respuesta.

  2. Eva maria dice:

    Quiero solicitar que me cambie de tutor en el juzgado de Málaga y ponga de tutor a mi novio.

Introducir comentario

Nombre*  
Email*     
Su Web   

Su comentario:
Acepto el aviso legal y la política de privacidad